Fondo de garantía de gremiales cubrirá “reprogramación”

PARA TODOS SUS AFILIADOS

DEUDA. Existen unos 300.000 afiliados que tienen sus créditos bancarios en el país y que fueron afectados directa e indirectamente por efecto del paro cívico, la mayoría de ellos están en la ciudad de Santa Cruz dijo el dirigente de los gremialistas.



Fuente: El Mundo

El ejecutivo la Confederación de Trabajadores Gremiales de Bolivia, Juan Carlos García informó que un fondo de garantía que tiene dicha Confederación cubrirá la reprogramación de créditos de sus afiliados ante las entidades financieras.

“Nosotros tenemos un fondo de garantía gremial que cubrirá como garantía a la reprogramación de las cuentas de nuestros hermanos, ellos también pueden solicitar un poco más en el monto de capital y ese será cubierto por el fondo en todas las entidades bancarias”, informó el dirigente.

En el caso del sector gremial, García informó que existen unos 300.000 afiliados que tienen sus créditos bancarios en el país y que fueron afectados directa e indirectamente por efecto del paro cívico, la mayoría de ellos están en la ciudad de Santa Cruz.

“Creemos que estas gestiones que estamos haciendo en algo va a paliar la desesperación y preocupación de los hermanos de Santa Cruz”, sostuvo.

Además, sostuvo que se remitió una nota al Gobierno para que se les facilite un crédito solidario exclusivamente para los comerciantes minoristas cruceños que va desde los Bs 3.000 hasta los 10.000, que tenga un interés bajo, con un periodo de gracia y la devolución en 18 meses.

De acuerdo con sus datos, en la ciudad de Santa Cruz existen entre 60.000 y 80.000 comerciantes gremialistas que requieren de respaldo económico tras 32 días de paro cívico. Especialmente los mercados La Ramada, Los Pozos y Mutualista no realizaron actividades normales durante este tiempo.

Además, detalló que se saquearon más de 40 puestos de venta callejeros, siete tiendas comerciales y se afectaron más de 33 tiendas con destrozos de las cortinas y ventanas.

La presente gestión el sector gremial cruceño resultó muy afectado, no solo por el paro cívico sino antes del mismo, como con el voraz incendio en el mercado Mutualista que se registró en agosto, misma fecha en que se dio otro incendió de magnitud en el Plan 3000, donde se incendiaron dos galpones que funcionaban como depósitos de telas.