«Habría que corregir»: viceministro observa informe de la UNODC sobre cultivos de coca

Con un retraso de cuatro meses, la UNODC presentó su informe sobre los cultivos de coca en Bolivia e informó que en 2021 hubo un incremento del 4%, en relación al 2020.

03Soldados erradicando cultivos excedentarios de la hoja de coca en el Trópico de Cochabamba. Foto: Archivo/LaRazón.

Fuente: ANF



El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, observó este martes el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) porque no habría un incremento del 4% en 2021; es decir, que no se registró una superficie plantada de 30.500 hectáreas (ha).

La autoridad explicó que una vez que la organización internacional presentó el informe preliminar al gobierno de Luis Arce Catacora, se conformó un equipo técnico para realizar la verificación in situ y comprobó que la UNODC consideró en su informe plantaciones de cítricos, canchas de fútbol, plantas de café y otro tipo de hiervas tomadas como plantaciones de coca, lo que hace que los datos que presentó no sean del todo reales.

“Al respecto, nuestro país ha presentado una diferencia de 1.300 hectáreas que habría que corregir según los informes de UNODC; por tanto, la UNODC reconoce y plantea también que es muy importante poder cambiar la metodología de trabajo”, declaró Mamani a la ANF.

El informe de la UNODC indica que “la superficie cuantificada con cultivos de coca en Bolivia se incrementó en un 4% para 2021, registrando una superficie de 30.500 ha; 1.100 ha más con respecto a 2020, donde se cuantificaron 29.400 ha”.

El informe también detalla que en la región de Los Yungas de La Paz se cuantificó una superficie de cultivos de coca de 18.756 ha, con un incremento del 2% en comparación a 2020.

En la región del Trópico de Cochabamba se registró una superficie de 11.270 ha, con un incremento del 6%. “Si bien en ambas regiones se registró un incremento de cultivos de coca, en la región del Norte de La Paz se registró un decremento de 9% equivalente a 464 ha”, precisa el informe.

Desde su cuenta de Facebook, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, también confrontó los datos de la organización internacional porque según datos recogidos con la metodología utilizada por el Estado, no hubo un incremento de cultivos de hoja de coca, por el contrario, hubo una reducción.

“Pero en nuestra revisión de campo y propia metodología el dato sería negativo, es decir, que existió una reducción neta de más del 0,7% en relación a la pasada gestión (de 29.400 Ha a 29.200 Ha). Por tal motivo, esperamos para la siguiente gestión compatibilizar la metodología de interpretación de imágenes satelitales y la realización del trabajo de campo para evitar estas pequeñas diferencias que debido a lo álgido del tema tienden a convertirse en escollos que debemos resolverlos”, publicó Del Castillo.

Asimismo, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas informó que de las 30.500 hectáreas de plantaciones de coca registradas por la UNODC, 8.500 ha serían la coca excedentaria porque en el país estaría permitido solamente 22.000 ha.

La autoridad también explicó que el retraso en la presentación del informe de la organización internacional, que suele realizarse en julio, no fue porque el Gobierno estaba alistando otro informe, sino por otros temas de aspecto técnico y otras situaciones.

Por otro lado, la Unión Europea (UE) expresó su punto de vista por el aumento de los cultivos de coca en el territorio nacional y pidió cumplir con la reducción hasta situar las plantaciones en no más de 22.000 hectáreas.

“Informe de monitoreo de cultivos de coca 2021 financiado por UE revela 4% de incremento. Desde 2019 la tendencia va en aumento y lamentablemente continúa, aunque a un ritmo menor”, se lee en un pronunciamiento divulgado a través de la cuenta de Twitter.