Los hermanos KaraMASevo

 

Ni el propio Fiódor Dostoyevski, en su célebre novela de hace más de un siglo y medio, se habría imaginado que su libreto iba a plasmarse en realidad en nuestra época; en nuestro país; en una versión putinezca; pero con el mismo, o igual tema que el que lo inspiró en su prisión en Siberia, por difundir textos subversivos.



Fue en dicha penitenciaría donde Dostoyevski conoció a un joven llamado Ilinski, que había sido condenado por asesinar a su padre para convertirse en heredero empero, más tarde fue absuelto, cuando el verdadero asesino confesó su crimen. Este suceso pareciera repetirse varias veces en la novela, especialmente en el parecido del recluso Ilinski, con Dimitri Karamazov.

Hemos utilizado esta breve digresión para recrear el drama que viene acaeciendo en las filas del partido gobernante,  considerando, además, que dicha trama guarda una enorme coincidencia con la novela citada. Asimismo, para señalar la manía que tienen los militantes de dicha tolda política de hacer uso indiscriminado del sobrenombre “hermano” para identificarse. Quizás, en un afán de utilizarlo como aquel de “compañero” del MNR; “camarada” de los comunistas, o simplemente para neutralizar los epítetos de algunos irrespetuosos que acostumbran a solazarse, levantando el nombre de las madres del adversario.

Volviendo a nuestro tema novelesco de Dostoyevski -aplicado a la realidad del MAS- mientras en tierras argentinas, Evo bebía el mate del peronismo y el Mamani dormía el sueño de los injustos en su domicilio, replicando la astuta elección del Defensor del Pueblo, el hermano cruceño Jerjes Mercado, opuesto al evismo discrecional y abusivo, con el apoyo de la enclenque oposición, ganaba la presidencia de la Cámara de Diputados, reafirmando aquella sabia sentencia que dice: “El que a hierro mata, a hierro muere” como una enseñanza postrera, atribuida a nuestro Señor Jesucristo, pronunciada al momento de su captura en el huerto de Getsemaní, donde ordena a Pedro envainar su espada, luego de que éste habría cortado la oreja a uno de sus captores.

Curiosamente, ahora ocurre que, para Morales, el asunto del Censo no conlleva peligro de un golpe de estado, insólitas evadas que con seguridad obedecen al video que muestra al Ministro del Interior planificando en persona las acciones represivas contra sus coterráneos cruceños, que ya celebran su segunda semana de paro. Obviamente, su odio hacia el citado funcionario es ostensible, dado que el Evócrata, nunca se habría imaginado que alguien le quite el honroso título de “bloqueador experto”. Ante todo, ahora que esta medida está siendo pirateada por los patriotas de todo el país, desde Pando, hasta Tarija.

El frenético diputado masista, Héctor Arce, en un  acto de excesiva zalamería, acaba de tildar de traidores a sus ex hermanos parlamentarios que eligieron a Jerjes Mercado, atribuyéndoles el calificativo de borrachos del Gran Poder, abriendo muy cortésmente otro frente para su Jefazo, que le costará demasiado.

Acudiendo a la mitología griega, y a la literatura rusa de actualidad, la realidad por la que estamos pasando podríamos describirla como la historia de la Hoja Sagrada, Madre -a su vez- de la Diosa Blanca, que se unió en matrimonio con Fentanilo, hijo de Evaristo, con el propósito de hablar evadas y recrear, en escena real, la gran obra: Los Hermanos KaraMASevo.