Vigilia ante instituciones públicas se extiende a otras regiones del país

La población que pide un censo en 2023 llegó hasta las puertas del SIN, de Albo, del Segip, de YPFB, del Banco Unión y de Bolivia Tv no solo en Santa Cruz de la Sierra, sino también en Camiri y Yacuiba

Vigilia ante instituciones públicas se extiende a otras regiones del país | El Deber
Fuente: El Deber

Walter Vásquez

Las vigilias ante instituciones públicas, como medida de protesta para exigir al Gobierno la realización del censo en 2023, comenzaron a extenderse ayer fuera de Santa Cruz de la Sierra e incluso se empezaron a realizar en otros municipios del país.



Todo comenzó cerca de la medianoche del miércoles, cuando vecinos de diferentes zonas llegaron hasta el recinto aduanero de Almacenera Boliviana (ALBO) en la avenida Virgen de Cotoca, entre tercer y cuarto anillo, donde quemaron llantas en los exteriores.

Otro grupo instaló horas más tarde una segunda vigilia en el ingreso al edificio del Servicio de Impuestos Internos (SIN) en la avenida Ovidio Barbery, sin interrumpir el trabajo de los funcionarios.

Al grito de “censo, censo, censo” un grupo de vecinas invitó a unirse a la lucha por el censo.

Estas acciones se realizan por instrucción del Comité Permanente de Movilizaciones, luego de que el miércoles las comisiones técnicas de Santa Cruz, La Paz, Beni y Tarija se retiraran de la reunión por el censo al considerar que el Instituto Nacional de Estadística (INE) no acepta argumentos técnicos para acortar los tiempos de preparación de la encuesta nacional y que la fecha ya fue fijada por decisión política.

El mismo día, universitarios y vecinos iniciaron la primera vigila en puertas de oficinas del SIN en la avenida Ovidio Barbery.

“La acción violenta de cívicos y estudiantes de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) incluyó el despliegue de pasacalles y banderas, insultos a miembros de la guardia policial, bloqueo de puertas de ingreso y detonación de petardos en oficinas de la administración tributaria”, según el SIN.

Medidas de presión

Ayer, un tercer grupo de personas con una gran bandera de Santa Cruz se ubicó en puertas de Bolivia Tv, que denunció un intento de “amedrentamiento”.
La agencia estatal de noticias ABI reportó igualmente que “un grupo de bloqueadores” se instaló con megáfonos y banderas en las puertas de Banco Unión en la capital cruceña y que obligaron a la financiera a cerrarlas.
El canal estatal informó también que en Camiri el comité cívico provincial estuvo en las oficinas del Servicio General de Identificación Personal (Segip) en esa ciudad, “impidiendo que los trabajadores puedan realizar la atención normal a la población”.

Pero las oficinas del Segip no fueron las únicas que cerraron sus puertas en esa ciudad, también lo hicieron dependencias de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), del SIN y otras, por causa de una marcha que a primera hora de la mañana iniciaron estudiantes, docentes y administrativos de la Facultad Integral del Chaco de la Uagrm en Camiri, vecinos y representantes de otras entidades.

Teófilo Baldiviezo, corresponsal de EL DEBER en Camiri, informó que los manifestantes obligaron el cierre de estas instituciones públicas, tras lo cual se apostaron en la plaza principal, frente a oficinas del Ejecutivo municipal.
Otro punto en el que se registraron vigilias fue Yacuiba (Tarija), donde los concejales de oposición realizaron un plantón frente al mismo Legislativo y Ejecutivo Municipal. “Bolivia no está bien y Yacuiba menos. Sabemos que hay una necesidad flagrante en todo el país, todos los días estamos escuchando a la gente”, reclamó la concejal Jacqueline Rocabado, quien repasó la importancia del proceso censal y los beneficios que traerá para todos los bolivianos.

Franco Centellas, colaborador de EL DEBER, señaló que también se instaló una vigilia en la Casa Cívica, cerca de la plaza principal yacuibeña, bloqueandose así el paso al centro de esa ciudad. “Sin embargo, las rutas que conectan a Yacuiba con la capital tarijeña, Chuquisaca y Santa Cruz permanecen expeditas”, aseguró.

Se prevé que el Comité Interinstitucional defina en las próximas horas el rumbo que tomará la protesta ciudadana en Santa Cruz, ya que el Gobierno anticipó que un decreto ratificará la realización del censo en 2024.

“Quiero agradecerle a todo el pueblo cruceño por su sacrificio y firmeza. Sé que no es fácil parar, pero lo hacemos para consolidar un derecho que nos traerá mejores días”, escribió en su cuenta de Twitter el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

Mientras, además de los puntos de bloqueo y la suspensión de actividades, se ejecutan otras acciones en demanda de un censo de población y vivienda en 2023, como piquetes de huelga de hambre, marchas y caravana de motorizados y vigilias frente a instituciones del Gobierno central.
El comandante Departamental de la Policía en Santa Cruz, Omar Chávez, informó, sin dar detalles, que hay un “plan de contingencia” para el resguardo de las dependencias estatales.

“La Policía no actúa”

“Cuando las hordas masistas van a instituciones como la Gobernación con palos y piedras y de forma violenta, la Policía no actúa”, denunció el miércoles el dirigente vecinal Pedro Ribera.

“Nosotros venimos con banderas de paz y nuestras banderas boliviana y cruceña, pero hay todo este desplazamiento policial. No somos personas peligrosas ni violentas ni delincuentes. Somos vecinos que estamos exigiendo nuestros derechos, que los recursos lleguen”, sostuvo Ribera quien fue parte de la primera vigilia que se hizo por el censo en 2023.

El Comité Permanente de Movilizaciones acordó respaldar de manera moral y material al rector Vicente Cuéllar, como a los técnicos de la universidad; no permitir más cercos en Santa Cruz y que se atente contra la salud pública y el bienestar de los cruceños; además de declarar estado de emergencia y movilización permanente.