Australia ofrece un millón de dólares por información sobre un atentado de 1982

Policías australianos, foto de ilustración tomada en Sídney en 2019.
Policías australianos, foto de ilustración tomada en Sídney en 2019. REUTERS/David Gray

La policía australiana anunció este lunes una recompensa en un nuevo intento de resolver el doble atentado con explosivos contra la comunidad judía el 23 de diciembre de 1982. Un primer artefacto estalló en el consulado israelí de Sídney y cuatro horas después otra bomba explotó en el sótano del Hakoah Club en la vecina Bondi.

La policía calificó los atentados, que dejaron pocos heridos, como «el primer caso frío de terrorismo» en Australia y como un acto de «terrorismo internacional motivado por el nacionalismo palestino».

Un hombre fue acusado brevemente por los atentados en 1983, pero los cargos fueron descartados antes del inicio del juicio.



El jefe de antiterrorismo de la policía de Nueva Gales del Sur, Mark Walton, dijo que la recompensa de un millón de dólares australianos, poco más de 680.000 dólares estadounidenses, es por información que lleve a condenas penales.

Señaló que la policía tiene en la mira a tres personas, dos hombres y una mujer, que consideran podrían tener información clave.

«Las recompensas son una herramienta importante en muchas estrategias de investigación, en especial cuando se sabe que hay reticencia o temor a brindar información a la policía», indicó.

«Estos ataques permanecen en los corazones y mentes de las comunidades judía, israelí y australiana, y nunca han sido olvidados por los investigadores», agregó.

La recompensa coincidió con una nueva investigación forense de los atentados.