El vicepresidente David Choquehuanca afirmó que el modernismo y el capitalismo “son modelos de dominación” que se basan en el racismo.

“Capitalismo y modernidad son las dos caras de una misma moneda, donde el racismo hace posible que el proyecto de la modernidad capitalista sea un modelo civilizatorio exponencial de dominación”, dijo Choquehuanca.

La autoridad emitió ese discurso en ocasión de la inauguración de la Cumbre Nacional de Lucha Contra el Racismo y toda forma de Discriminación, en La Paz.

Aseguró que la base del “sistema mundial capitalista” tiene como premisa de “la negación de los otro”, por lo que “se normaliza la diferencia entre hermanos”.

“Para que exista progreso y modernidad tiene que haber dominación, explotación, división y una sola verdad, que es la verdad del occidente”, explicó.

Defendió la cosmovisión ancestral del “suma qamaña”, o vivir bien, que pregona el Gobierno.

También calificó esa premisa como “la búsqueda del bienestar entre hermanos”.

“Nuestro camino del vivir bien no es un horizonte civilizatorio, porque trasciende lo humano; es un horizonte de vida para todos los seres vivos”, dijo el Vicepresidente.

En cambio, el modernismo y el capitalismo “naturalizan las relaciones de la dominación con la aparición del racismo y la discriminación», comparó.

Cumbre contra el racismo

Por su parte, la ministra Culturas, Sabina Orellana, explicó que esa cumbre nacional busca visibilizar y analizar los actos de violencia con base en el racismo y discriminación.

Eso, con el fin de formular “políticas integrales” que eviten ese tipo de acciones.

Explicó que se instalarán mesas de trabajo en las que “se identificarán las causas y los factores que generan estos flagelos sociales.

Orellana prevé que los resultados estén basados en la transformación desde el enfoque de descolonización, despatriarcalización e interculturalidad del Estado.

El encuentro se desarrolla en el Campo ferial Chuquiago Marka, en la zona Sur y concluirá el miércoles 7 de diciembre.