Icecream Video Converter, la solución ideal para editar y cambiar de formato tus vídeos

Editar vídeos no es una tarea fácil, pero a veces no necesitamos gran cosa, solamente recortar, comprimir, poner algún que otro subtítulo y poco más.

Hacer un curso con alguna plataforma compleja para tan poca cosa, parece un esfuerzo exagerado, por eso es importante conocer herramientas que, de forma gratuita, puedan ayudar a hacer ediciones, incluso en masa.



Ahí es donde entra Icecream Video Converter, una nueva solución que permite convertir videos a granel, recortarlos y comprimirlos, así como agregar subtítulos personalizados y marcas de agua. Todo a través de una interfaz fácil de usar.

Disponible en varios idiomas, este nuevo editor de vídeos destaca principalmente por permitir cambiar el formato de un grupo de vídeos con un solo click. Solo tenemos que añadir varios archivos en la cola de conversión y definir cuál es el formato de destino. Por supuesto, también es posible cambiar el formato de un solo vídeo.

Icecream Video Converter

Como veis, admite varios tipos de formatos, como MP4, AVI, MKV, 3GP, WMV, MOV, M4V, MPG, M2TS, MTS y otros, y podemos exportar al formato y resolución deseado, ideal para pasar de un MP4 a un vídeo para Youtube, TikTok o cualquier otra plataforma.

Si no sabemos exactamente el formato necesario para el archivo de salida, podemos seleccionar los ajustes preestablecidos incorporados (iPad, iPhone, Android, PS5, etc.).
Icecream Video Converter

Convertidor de video gratis

Una de las principales ventajas de esta plataforma es precisamente su gratuidad. Se trata de un software gratis, sin limitaciones ni anuncios, con posibilidad de ejecutarlo sin conexión a Internet.

Icecream Video Converter

Además de convertir formatos, el editor permite también cortar partes de un vídeo, sin necesidad de instalar nada extra. Solo tenemos que seleccionar la escena y cortar desde la interfaz.

Otra de las funciones que pueden ser extremadamente interesantes es la de extraer el audio de un vídeo, exportándolo como mp3. Es especialmente interesante si tenemos un vídeo musical y queremos el mp3 para guardarlo en el móvil y escucharlo sin conexión en cualquier lugar. En lo que se refiere a edición de audio, también podemos silenciar un vídeo con solo hacer un clic, obteniendo así dicho vídeo mudo. Esa opción es perfecta para poder realizar cambios posteriores o eliminar posibles audios que estén protegidos por derechos autorales.

El software cuenta con un historial que nos permite ver cuáles son los archivos convertidos, lo que ayuda a gestionar el trabajo y saber exactamente lo que hemos hecho y lo que nos queda por hacer.

Por otro lado cuenta con un compresor capaz de reducir el tamaño de los vídeos sin necesidad de perder excesiva calidad. Esto podemos hacerlo seleccionando varios vídeos y aplicando un porcentaje de compresión específico, sin afectar al original, por lo que podemos probar con diferentes factores hasta obtener el tamaño adecuado en nuestro vídeo

Por último, si lo que quieres es añadir una marca de agua personalizada, el programa permite incluir una, definir su tamaño, su transparencia y su ángulo y posición, permitiendo que todos sepan de dónde ha salido el vídeo y evitando su distribución sin el permiso del autor original.

Conclusión

Durante los últimos años he conocido muchos programas que realizan este tipo de tareas, pero Icecream Video Converter es gratis, además de ser extremadamente sencillo de usar.

Si se sospecha sobre su integridad, en virustotal lo dan por bueno en todas las plataformas existentes, por lo que no contiene ningún componente que pueda resultar agresivo para nuestra privacidad o para nuestros datos.

virustotal

Como veis en la imagen superior, ha pasado el test en las 71 plataformas disponibles en VirusTotal, dando una tranquilidad que, a día de hoy, todos agradecemos.

Fuente: Link