Javier Barriga: «Impacto ambiental general en Tariquía será de un nivel medio «

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se prepara para encontrar gas natural dentro la Reserva Natural de Tariquía, en Tarija, en medio del rechazo de grupos ambientalistas y de habitantes del área protegida, quienes temen que de esta manera comience la destrucción de estos bosques, hogar de comunidades indígenas, flora y fauna variada.

En las últimas semanas se presentaron incendios en la reserva y se denunció —desde la dirigencia de la Subcentral de Tariquía— que YPFB impide el paso de comunarios con trancas y portones.



La empresa estatal se defendió de estas acusaciones y argumentó que más bien se colaboró en el combate contra el fuego, cuyo origen se desconoce y es poco probable que se constaten las denuncias de los dirigentes, quienes señalaron que fue provocado por avasalladores del parque.

Los Tiempos conversó con el director general de Gestión Socioambiental del Ministerio de Hidrocarburos y Energías (MHyE), Javier Barriga, quien aseguró que la empresa estatal no levantó ninguna tranca y que el impacto ambiental general por la actividad hidrocarburífera puede considerarse de un nivel “me-dio”, comparable con la construcción de una carretera.

—¿En qué medida se afectará el medioambiente?

—Existen métodos científicos para cuantificar y cualificar el impacto ambiental en bajo, medio y alto. Evidentemente, toda actividad antrópica tiene un impacto, por eso es importante utilizar todas las herramientas que la ingeniería nos proporciona para poder volver a cero ese impacto.

—¿En qué nivel se ubica el impacto evaluado en Tariquía?

—Hay diferentes impactos, no todos son iguales porque corresponden a actividades diferentes. No es lo mismo abrir una zanja que hacer una perforación de pozo de 1.000 metros o instalar un campamento. De manera genérica, vamos a decir que la actividad tendrá un impacto medio, y lo que se va a hacer es tratar de mitigar éste para el momento en que se haga la etapa de abandono se resarza todos estos impactos a la condición inicial.

—¿Qué significa un impacto medio en comparación a uno bajo o alto?

—El impacto medio es el que usualmente podemos generar cuando estamos construyendo una carretera.

Ahora bien, es importante señalar que el impacto sobre toda la superficie del área protegida será de 0,004 por ciento.

—¿Cuándo sería el periodo de abandono en caso de que el resultado de la exploración sea positivo? ¿Y qué pasará después?

—Las etapas son tres: ejecución, operación y mantenimiento, y abandono. Esta última será en función de los resultados que vayamos a tener. En este caso, el resultado será positivo, y vamos a implementar los proyectos necesarios para poder ya consumir esos volúmenes (de gas natural) e ingresarlos en el circuito de comercialización e industrialización.

Una vez que hayamos explotado todos los volúmenes de manera coherente y respetuosa con el medioambiente, sobreviene un periodo de abandono, como se tiene en otros pozos, y lo que se hace es devolver ese medioambiente a la situación inicial en la que lo encontramos.

—Si bien el área afectada es de 0,004 por ciento, ¿hay algún porcentaje de la afectación sobre la fauna y flora?

—En este momento, YPFB Chaco está relevando información relacionada a esto.

Ahora sucede que, desde el punto de vista del área afectada, que será un 0,004 por ciento, la afectación a la flora y fauna va a ser cero.

En YPFB Chaco, al igual que otras subsidiarias que tenemos, vamos a hacer censo de fauna y flora. Pero reitero: no existe un impacto.

—¿Qué diría a la población que se opone a la actividad hidrocarburífera en Tariquía?

—Todos entendemos que una actividad antrópica trae impacto ambiental, pero para eso están las instituciones, los profesionales formados en la técnica para resolver y devolver ese medioambiente que hemos utilizado.

Ahora bien, es importante que se tome en cuenta que los beneficios que se van a obtener a partir de esta actividad son muy importantes.

Entiendo que puede haber plataformas ambientalistas preocupadas por la forma en que vamos a gestionar los recursos naturales. Yo les digo: siéntanse tranquilos porque hemos utilizado las mejores técnicas. Estamos utilizando las mejores formas de gestionar los recursos naturales de manera que seamos respetuosas con el medioambiente.

Vamos a demostrar que todas aquellas medidas de prevención y mitigación que se han diseñado han sido implementadas de manera correcta.

—Comunarios de Tariquía denunciaron que YPFB pone trancas e impide el paso de la gente que vive allí. ¿Cuántas trancas se instalaron y por qué?

—No existe ningún tipo de trancas implementadas por YPFB. No existe ningún tipo de elemento que impida la libre circulación.

—Se observaron fotografías de una comisión de legisladores que visitó el lugar hace unos meses…

—No se ha implementado ningún tipo de portón que no deje acceder libremente a las zonas en el lugar. Evidentemente hay campamentos de contratistas que seguramente, para aislar sus áreas de dormitorios y demás, deben tener algún tipo de acceso controlado, pero de ahí en todo el territorio YPFB no tiene ningún tipo de trancas, ni cualquier otro tipo de infraestructura de estas características.

—YPFB tiene una licencia ambiental otorgada por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Senap). ¿Cómo se garantizará que el impacto ambiental sea mínimo?

—En primera instancia, la licencia ambiental la otorga el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA). Evidentemente el Sernap interviene en el proceso de licenciamiento al igual que el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, que se denomina como organismo sectorial competente. Entonces, entre estas tres instituciones se establece un procedimiento de licenciamiento ambiental establecido en la normativa. Es la Ley 1333. Y sobre esto se estructura un instrumento de regulación de alcance particular.

El instrumento establece las medidas de prevención y mitigación del impacto ambiental producto de la actividad antrópica.

Entonces, una vez que este instrumento pasa por las diferentes instancias de revisión y aprobación, es que se merece una otorgación de licencia ambiental por parte del MMAyA.

El MHyE y el MMAyA están llamados por norma a hacer seguimientos continuos de las medidas de prevención y mitigación establecidas en el instrumento de regulación de alcance particular para poder asegurar que todas estas se estén llevando de la mejor manera.

Y nosotros, como organismo sectorial competente, lo que hacemos es orientar todas las actividades hacia la prevención y la mitigación.

—En ese sentido, ¿cuántos controles se han realizado hasta el momento? Entiendo que la perforación del pozo será en este mes.

—Todas las etapas del proyecto están siendo monitorizadas por el MHyE junto al MMAyA.

—¿No son controles esporádicos?

—La norma y la misma licencia ambiental establecen que el responsable legal de la compañía tiene que elevar ante los organismos sectoriales competentes, en este caso el MHyE, instrumentos de monitoreo ambiental. Y nosotros, como organismo sectorial competente, junto con el MMAyA, llevamos de manera frecuente inspecciones que se realizan ya sea de oficio, a convocatoria de la empresa o a partir de denuncias.

En este caso, nosotros vamos a hacer las inspecciones, las realizamos de oficio.

Esperan explotar 1,3 TCF de gas

YPFB tiene planeada la perforación de un pozo de exploración y cinco pozos de desarrollo en el área de Astillero, ubicada dentro de la Reserva de Tariquía. La proyección es que se pueda explotar hasta 1,3 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural.

Si éste fuera el caso, se proyecta un ingreso estimado de 863 millones de dólares por concepto de Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y regalías para Tarija, de acuerdo a información oficial difundida por ABI.

Fuente: lostiempos.com