La Liga alemana reestructura su cúpula tras el naufragio en Catar

La Liga Alemana de Fútbol (DFL) reestructurará su cúpula tras el naufragio de la selección nacional en el Mundial de Catar, que costó el puesto al director de las selecciones, Oliver Bierhoff, y ha dejado muy cuestionado a su técnico, Hansi Flick.

La presidenta de la DFL, Donata Hopfen, ha quedado apeada de su puesto de forma fulminante y apenas unos meses después de convertirse en la primera mujer en esa posición.



De forma interina desempeñarán hasta el fin de la presente temporada esas funciones Axel Hellmann y Oliver Leki, portavoz de la presidencia del Eintracht Fráncfort y responsable financiero del Friburgo, respectivamente, según comunicó hoy la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

La decisión sigue a la cumbre mantenida ayer entre el presidente de la DFB, Bernd Neuendorf, su vicepresidente, Hans-Joachim Watze, el seleccionador Flick y representantes de la liga.

Ahí se sentenció la destitución de Hopfen y se confirmó en su puesto a Flick, extécnico del Bayern Múnich, quien asumió las riendas de la selección en 2021 como sucesor de Joachim Löw.

Dos días antes de esa cumbre, Bierhoff había comunicado su renuncia como director de las selecciones, cargo que había ocupado durante 18 años.

La eliminación de la selección alemana en la fase de grupos de Catar era el tercer «naufragio» consecutivo del conjunto nacional, ya que seguía al sufrido en el Mundial de Rusia de 2018 y al de la Eurocopa de 2021.

Bierhoff había llegado a la selección en 2004, aún con Jürgen Klinsmann como técnico y tras haber disputado como futbolista internacional 70 partidos oficiales del conjunto nacional.

Se le identificaba con esta última racha desastrosa de la selección, mientras que aparentemente se ha decidido dar una segunda oportunidad al técnico Flick, quien había sido auxiliar de Löw entre 2006 y 2014, año en que Alemania ganó su cuarto y hasta ahora último mundial.

Fuente: lostiempos.com