Rusia lanzó un nuevo ataque masivo con misiles en toda Ucrania

Se registraron explosiones en varias partes del país al sur de Kiev, como Cherkasy, Krivói Rog y el puerto de Odesa, donde se cortó el agua por falta de energía en las estaciones de bombeo

En esta foto proporcionada por la administración militar de la región de Zaporizhzhia, se ve un edificio dañado y un automóvil después de un ataque ruso en la aldea de Novosofiivka, en la región de Zaporizhzhia, Ucrania, el lunes 5 de diciembre de 2022. (Administración de Zaporizhzhia via AP)

En esta foto proporcionada por la administración militar de la región de Zaporizhzhia, se ve un edificio dañado y un automóvil después de un ataque ruso en la aldea de Novosofiivka, en la región de Zaporizhzhia, Ucrania, el lunes 5 de diciembre de 2022. (Administración de Zaporizhzhia via AP)



Fuente: infobae.com

Las autoridades ucranianas afirmaron que Rusia lanzó el lunes un “ataque masivo con misiles” en toda Ucrania, alcanzando viviendas y edificios, interrumpiendo el suministro eléctrico y causando víctimas civiles.

La última ofensiva, que las autoridades ucranianas llevaban días anticipando, fue una nueva ronda de castigo por parte de Moscú en su intento de inutilizar los suministros de energía y la infraestructura de Ucrania a medida que se acerca el invierno, parte de una nueva estrategia en su guerra de nueve meses.

El proveedor de electricidad del país, Ukrenergo, arremetió contra Rusia por “el octavo ataque masivo con misiles por parte de un país terrorista”, diciendo que sus instalaciones habían sido alcanzadas, provocando apagones. Instó a los residentes a permanecer en refugios mientras sus equipos trataban de reparar los daños.

En la capital, Kiev, decenas de personas se congregaron rápidamente en la céntrica estación de metro de Zoloti Vorota tras las advertencias, y muchos consultaron sus teléfonos en busca de actualizaciones. No hubo señales inmediatas de que la ciudad o la región circundante hubieran sido alcanzadas.

Personas refugiadas en el metro de Kiev (REUTERS/Shannon Stapleton)

Personas refugiadas en el metro de Kiev (REUTERS/Shannon Stapleton)

Las alertas antiaéreas sonaron en todo el país. Los medios de comunicación ucranianos informaron de explosiones en varias partes del país al sur de Kiev, como Cherkasy, Krivói Rog y el puerto de Odesa, en el Mar Negro, donde la compañía de aguas dijo que se había cortado la electricidad en las estaciones de bombeo, dejando a la ciudad sin agua.

“¡El enemigo vuelve a atacar el territorio de Ucrania con misiles!”. escribió en Telegram Kyrylo Tymoshenko, jefe adjunto de la oficina del presidente ucraniano.

Timoshenko dijo que dos personas murieron y otras tres resultaron heridas -entre ellas un niño de 22 meses- en la aldea de Novosofiyivka, en la región meridional de Zaporizhzhya.

El portavoz de las fuerzas aéreas ucranianas, Yuriy Ihnat, declaró que se lanzaron misiles terrestres desde el sur de Rusia y misiles navales desde los mares Caspio y Negro. Asimismo, bombarderos estratégicos rusos lanzaron misiles.

Ihnat advirtió que los rusos podrían atacar en varias oleadas para dificultar el derribo de los misiles por parte de las defensas aéreas ucranianas.

A primera hora del lunes, los medios de comunicación rusos informaron de dos explosiones en bases aéreas de Rusia. Al parecer, una de ellas se produjo en una base que alberga bombarderos estratégicos con capacidad nuclear que han participado en el lanzamiento de ataques contra Ucrania.

Explosiones sacudieron dos bases aéreas en Rusia el lunes

Explosiones sacudieron dos bases aéreas en Rusia el lunes

Ni las autoridades ucranianas ni las rusas hicieron comentarios inmediatos sobre la posible causa de las explosiones.

La agencia de noticias estatal rusa RIA Novosti dijo que tres militares murieron y otros seis resultaron heridos y un avión dañado al explotar un camión de combustible en una base aérea de Ryazan, en el oeste de Rusia. La base alberga aviones cisterna de largo alcance que sirven para repostar en el aire a los bombarderos.

Por otra parte, las autoridades de la región de Saratov, a orillas del río Volga, informaron de que estaban comprobando los informes sobre una explosión en la zona de la base aérea de Engels, que alberga bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160 que han participado en el lanzamiento de ataques contra Ucrania. Estos bombarderos pueden transportar armas nucleares.

Al menos tres muertos en la base de Riazan

El gobernador regional de Saratov, Roman Busargin, declaró que no se habían producido daños en instalaciones civiles y añadió que las autoridades están comprobando si se han producido incidentes en instalaciones militares.

Los medios de comunicación regionales informaron de sonidos de una fuerte explosión cerca de la base de Engels, y algunos residentes fueron citados diciendo que vieron un destello de luz procedente de la zona.

A la pregunta de si el presidente ruso, Vladimir Putin, había sido informado sobre la explosión de la base de Engels, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, se limitó a decir que el presidente estaba siendo informado regularmente sobre los acontecimientos en curso.

El asesor del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, Mykhailo Podolyak, criticó a los rusos por el ataque con drones contra Engels, pero no reivindicó la responsabilidad:

“La Tierra es redonda, descubrimiento de Galileo. La astronomía no se estudiaba en el Kremlin, dando preferencia a los astrólogos de la corte. Si así fuera, lo sabrían: si se lanza algo al espacio aéreo de otros países, tarde o temprano los objetos voladores desconocidos regresarán al punto de partida”, tuiteó Podolyak.

La oficina de Zelensky dijo que tres cohetes impactaron en la ciudad natal del presidente, Krivói Rog, en el centro-sur de Ucrania, matando a un trabajador de una fábrica e hiriendo a otros tres. En la región nororiental de Kharkiv, una persona murió en ataques con misiles S-300 contra infraestructuras civiles en la ciudad de Kupyansk.

La guerra que comenzó con la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero ha desplazado a millones de personas de sus hogares, matado y herido a un número incalculable de civiles y sacudido la economía mundial, sobre todo por las repercusiones en los precios y la disponibilidad de alimentos, fertilizantes y combustible, que son exportaciones clave de Ucrania y Rusia.

Los países occidentales impusieron el lunes un tope de 60 dólares por barril y la prohibición de algunos tipos de petróleo ruso, como parte de las nuevas medidas destinadas a aumentar la presión sobre Moscú por la guerra.

La medida ha provocado el rechazo del Kremlin y también las críticas de Zelensky, cuyo gobierno quiere que el tope sea la mitad.

Rusia, segundo productor mundial de petróleo, depende del petróleo y el gas para sostener su economía, que ya ha sido objeto de duras sanciones internacionales a causa de la guerra.

En las últimas semanas, Rusia ha bombardeado con ataques militares las infraestructuras ucranianas, incluidas centrales eléctricas, y ha mantenido una ofensiva en el este, sobre todo en la ciudad de Bajmut y sus alrededores.

Las fuerzas rusas también se han atrincherado cerca de la ciudad meridional de Kherson, reconquistada por las fuerzas ucranianas el mes pasado tras ocho meses de ocupación.

(Con información de EFE y AP)