Tarija: Dirigentes vecinales afirman ser perseguidos judicialmente por ejercer control social

La presidente del barrio El Molino y del distrito 1, Irina Sargenti, afirmó este miércoles que está siendo víctima de una “persecución judicial” por haber ejercido el control social en el conflicto entre la Policía Boliviana y la municipalidad, concerniente al futuro de los terrenos donde funcionaba la Estación Policial Integral (EPI) Central.

Gabriel Morales E./Bolinfo/Tarija

Fuente: elPeriódico

“Lo vivo en carne propia, los trece presidentes de distrito hemos dicho (al Viceministro de Seguridad Ciudadana), me ha pasado a mi que me inicien un proceso penal de manera injusta y eso le puede pasar a cualquier otro dirigente que realice el control social, es increíble cómo les duele que uno les diga la verdad y que, realmente, no están haciendo un trabajo efectivo en lo absoluto”, reprochó.



En ese orden, cuestionó también que la prolongación del conflicto de intereses entre la municipalidad y la Policía, genere que el predio citado se encuentra prácticamente “baldío” y sea un lugar potencial para atracos pero que además genera una mala imagen para el “casco viejo” de la ciudad.

Sargenti encabezó movilizaciones ciudadanas, llegando incluso a derribar el muro “clandestino” que estaba construyéndose en el terreno, a solicitud de la institución del verde olivo.