Cabildo en Santa Cruz inicia aprobando la creación de una guardia departamental

El presidente cívico Rómulo Calvo entregó un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa Departamental para crear un servicio de seguridad ciudadana para que proteja a los cruceños y una nueva Defensoría del Pueblo.

Image

Calvo fue el orador principal del Cabildo

Fuente: Unitel



El ‘Cabildo por la Libertad’ arrancó con una dura crítica a la Policía Boliviana y un repaso sobre las acciones ejercidas por los uniformados en las últimas semanas durante las protestas que exigían la libertad del gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, situación por la que se planteó en las primeras dos consultas la creación de una guardia departamental y una Defensoría del Pueblo cruceña.

Así lo expuso el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, quien formuló las primeras dos preguntas del encuentro en torno a la creación de dos instituciones que brinden las garantías de seguridad y protección de derechos de los cruceños.

Ante la respuesta positiva de la población, se entregaron dos proyectos de ley al presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Zvonko Matkovic, para concretar estas propuestas y que “no queden solo en promesas”, según la exposición de Calvo.

Calvo es el orador central del encuentro que se desarrolla a los pies del Cristo Redentor, además de ser el responsable de formular las consultas que fueron aprobadas por la ciudadanía que volvió a salir a las calles para participar en esta cita que proyectó un matiz de protesta.

“Soy un preso político con fe de justicia y ansias de libertad”, manifestó el cívico en una de las frases más sonadas al denunciar que en Bolivia existe un “Gobierno delincuente” que ha robado la libertad, ha violado la Constitución y que han asesinado a los derechos humanos. “Que no nos quede la menor duda que estamos gobernador por delincuentes”, matizó.

Las afirmaciones de Calvo estuvieron complementadas por un video en el que expusieron situaciones que generaron temor entre la ciudadanía, como la quema de la Gobernación, las muestras de la violencia policial, el llamado a las armas del exdirigente de los mañaneros, René Troncoso y las imágenes de los cívicos muertos en 2019 en Montero, Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas.

Calvo también recordó la muerte de Erwin Chávez, muerto días después de perder un ojo en medio de las protestas en la zona del Cristo Redentor, por lo que el cívico responsabilizó por este fallecimiento a las fuerzas del orden y al Ministerio de Gobierno. “Este crimen de color verde olivo ha quedado sin castigo y sin resarcimiento, un crimen más que queda en la impunidad”, reclamó al tildar de corrupta a la Policía.

Tras estas palabras, se exhibió un nuevo material audiovisual que recogen las denuncias y los casos de brutalidad policial registrados en las últimas semanas, temas que la ciudadanía pide que no queden en la impunidad. “Esta Policía no nos da seguridad. No queremos esta Policía, no queremos delincuentes disfrazados de uniforme. No queremos una Policía al servicio de la dictadura”, espetó el cívico cruceño.

Este es el tercer cabildo que se lleva adelante en Santa Cruz en menos de cinco meses; no obstante, el matiz de la movilización tomó otro rumbo tras la aprehensión y encarcelamiento preventivo del gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, quien es uno de los presos políticos que personificó el Cabildo.

El Cabildo arrancó de manera oficial a las 19:00, con la entonación del Himno Cruceño, pero la concentración se dio desde la media tarde con la llegada de delegaciones y representantes de barrios, provincias, instituciones y pueblos indígenas de tierras bajas, a quienes se sumaron autoridades, cívicos y la familia del propio gobernador