Michel Temer dijo que no se dejará maltratar por Lula: “Sé cómo lidiar con bandidos”

El ex mandatario señaló que desconoce el motivo de los ataques del actual presidente brasileño, pero supone que lo eligió como blanco de su campaña para respaldar la narrativa de que la salida de Dilma Rousseff de la Presidencia de Brasil fue ilegal.

Michel Temer le respondió a Lula da Silva: “Sé cómo lidiar con bandidos”. (REUTERS)Michel Temer le respondió a Lula da Silva: “Sé cómo lidiar con bandidos”. (REUTERS)

Fuente: Infobae

El ex presidente de Brasil Michel Temer rechazó este viernes los cuestionamientos realizados por el actual mandatario de esa nación, Luiz Inacio Lula da Silva.



Durante una entrevista exclusiva para la columnista política de BandNews Dora Kramer, el ex mandatario brasileño aseguró que “no se dejará maltratar” y que, si es necesario, ventilará “algunas verdades sobre lo que hizo y no hizo el Partido de los Trabajadores”.

“Creo que soy una persona muy educada, pero quiero recordar que fui secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo y sé cómo lidiar con bandidos”, expresó Temer.

Aseguró que desconoce el motivo de los ataques, pero que probablemente Lula da Silva lo eligió como blanco de su campaña para respaldar su narrativa de que la salida de Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil fue ilegal y no que el Congreso y el Poder Judicial legitimaron el juicio político en su contra, según el citado medio.

“Si hubo un golpe y si yo soy golpista, entonces el nombramiento de Alexandre de Moraes también es ilegítimo”, agregó el ex mandatario.

Lula aseguró esta semana que los logros alcanzados durante los gobiernos del Partido de los Trabajadores fueron “destruidos” por las administraciones anteriores, “como las del golpista” Michel Temer.

Aseguró que desconoce el motivo de los ataques, pero que probablemente Lula da Silva lo eligió como blanco de su campaña para respaldar su narrativa de que la salida de Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil fue ilegal. (GETTY)Aseguró que desconoce el motivo de los ataques, pero que probablemente Lula da Silva lo eligió como blanco de su campaña para respaldar su narrativa de que la salida de Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil fue ilegal. (GETTY)

El partido de Temer cuenta con tres ministerios dentro del gabinete de Lula, ocupando así las carteras de Desarrollo, Ciudades y Transportes.

Este jueves, Michel Temer defendió su legitimidad en el poder y se refirió a las denuncias de destrucción de las iniciativas del Partido de los Trabajadores conseguidas en el país.

“Es cierto, destruí un 5% negativo del PIB a un 1,8% positivo; inflación de dos dígitos al 2,75%; interés del 14,25 al 6,5%; caída del desempleo en el tiempo del 13% al 8% gracias a la reforma laboral; recuperación de Petrobras y otras empresas públicas gracias a la Ley de Empresas Públicas; destruí la Bolsa de Valores, que pasó de 45.000 puntos a 85.000 puntos”, ironizó al respecto.

A eso, agregó: “Cometí la destrucción de levantar el récord en la producción de granos, las exportaciones y la balanza comercial” y concluyó diciendo que “con nuestra llegada al gobierno, Brasil no sufrió un golpe institucional sino que fue ‘víctima’ de un Golpe de Suerte”.

Temer se dirigió de forma directa a Lula y le recomendó que “gobierne mirando hacia adelante, defendiendo la verdad, practicando la armonía y predicando la paz”.

En marzo de 2019 Michel Temer fue arrestado en un caso vinculado al Lava Jato, la conocida operación de combate a la corrupción que destapó un escándalo de desvíos de la petrolera estatal Petrobras.

Michel Temer defendió su legitimidad en el poder y se refirió a las denuncias de destrucción de las iniciativas del Partido de los Trabajadores conseguidas en el país. (TWITTER)Michel Temer defendió su legitimidad en el poder y se refirió a las denuncias de destrucción de las iniciativas del Partido de los Trabajadores conseguidas en el país. (TWITTER)

La detención fue ordenada en el marco de una investigación abierta para verificar supuestas irregularidades en contratos firmados por empresas ya condenadas por el Lava Jato y Eletronuclear, la estatal que opera las plantas nucleares del país.

Según la denuncia, las empresas que se adjudicaron los contratos con Eletronuclear pagaron sobornos para favorecer a dirigentes del MDB, la formación liderada por Temer y cuyos dirigentes controlaron por muchos años todas las estatales del sector eléctrico del país. Tales contratos sospechosos fueron firmados en 2016 cuando Temer ya presidía Brasil.

El empresario aseguró que pagó sobornos a petición del coronel de la reserva Joao Baptista Filma Filho, un amigo muy cercano de Temer y cuya prisión también fue ordenada, para adjudicarse uno de los contratos en la construcción de la central nuclear Angra 3.