Plata y litio: Nuevos proyectos mineros proyectan a Potosí como polo de desarrollo, aseguran expertos

Hay expectativas respecto tras los nuevos movimientos en el tablero de la industria extractiva, pero todo depende de que las nuevas cartas se jueguen a favor de la industrialización, la seguridad jurídica y la aparición de nuevos programas sociales

 
Por Álvaro Rosales Melgar
Image

[Foto referencial] / En Uyuni producirán carbonato de litio

Fuente: Unitel



 

Después de los movimientos registrados en el tablero de la industria de los minerales, un nuevo panorama se avizora en el esquema sectorial, según analistas consultados por UNITEL, tema que podría ser fructífero en la explotación de los yacimientos vigentes, sino también para apuntalar a la economía minera como sector estratégico, así como el desarrollo del departamento de Potosí, más allá del tema extractivo.

Sin embargo, consolidar las aspiraciones exige de ciertos ajustes y certezas para concretar las aspiraciones de los potosinos –al igual que otras regiones abocadas a la minería-, asunto que se ejemplifica en la necesidad de evolucionar las materias primas a través de la industrialización y brindar la seguridad jurídica para atraer a nuevos actores del sector, de acuerdo con la voz de los especialistas.

Para Carlos Sandy, especialista en temas mineros, es alentador que Potosí vuelva a ocupar los temas de agenda económica, pero el problema está en que existe una especie de resistencia en torno a la empresa privada, la cual es necesaria para descubrir o evaluar un yacimiento, ya que no se ‘tropieza’ con ellos por casualidad, sino que hay que saberlos evaluar y eso se logra con la tecnología que aportan las transnacionales.

La aparición de Silver Sand

En días pasados, la minera canadiense New Pacific Metal Corp sacó a la luz el trabajo exploratorio y de proyecciones en un nuevo yacimiento de plata denominado Silver Sand, el cual se prevé explotar a partir de 2025, según el ministro de Minería y Metalurgia, Ramiro Villavicencio.

Si bien trascendió que el nuevo yacimiento tendría un potencial para arrojar ingresos por cerca de $us 3.800 millones en los 14 años de vida, el ministro sostuvo que se debe esperar por los estudios definitivos que determinen las reservas del proyecto para saber el valor económico del mismo, por lo que resaltó que se debe manejar el tema con prudencia. No obstante, reconoció que hay grandes expectativas.

Municipio de Tacobamba, en Potosí, donde se encontró el yacimiento de plata

[(Foto: Alcira)] / Municipio de Tacobamba, en Potosí, donde se encontró el yacimiento de plata

Esta postura coincide con la del analista Ramiro Paredes, quien sostuvo que el proyecto es alentador, pero se deben hacer más estudios. De ser evidente lo expuesto por la firma canadiense, la iniciativa disparará los indicadores macroeconómicos para el país, pero se debe considerar aspectos necesarios para incorporar la industrialización de Silver Sand, temas que podría multiplicar sus efectos positivos en tema de regalías.

El darle uso industrial a las materias primas dará lugar a la investigación y nuevos desarrollos, según el punto de vista de Sandy, así como también es alentador en el factor de empleo, ya que este tipo de proyecto recluta a capital humano de manera masiva, lo que también puede llevar a conformar o desarrollar nuevos espacios urbanos.

A esto se suma que el nuevo descubrimiento también contribuirá al sector académico, como nuevos casos de estudio e investigación científica, ya que en las universidades se abordan temas más antiguos, según explica Sandy, quien también es docente de Yacimientos y Minerales en la Universidad Técnica de Oruro.

Explotación de litio

Asimismo, en días pasados el presidente Luis Arce fue parte de la firma de un convenio con la empresa china CATL Brunp & CMOC (CBC) para la implementación de dos complejos industriales con la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL) en salares de los departamentos de Potosí y Oruro, específicamente los yacimientos de Uyuni y Coipasa.

Sandy también considera que la industrialización es clave en este ámbito, ya que enfocarse solo en el litio sería como tomar en cuenta ‘la nata de la leche’, pero una industria química básica para los salares de Uyuni y Coipasa –donde se encuentran los yacimientos- puede abrir el desarrollo de productos como fertilizantes, detergentes y otros.

Para Sandy es clave ver más allá de lo técnico y empezar a pensar en un nuevo espacio para implementar programas sociales de generación de empleos, desarrollo de provincias y pueblos indígenas, tema que convertiría a Potosí en un nuevo polo de desarrollo.

Luis Arce y junto al representante de la empresa china luego de la firma del acuerdo

Luis Arce y junto al representante de la empresa china luego de la firma del acuerdo

Además, apunta a que Bolivia debe ser más agresiva en cuanto a la exploración y prospección de yacimientos minerales, ya que el país está por detrás de otros como Perú y Chile, países que ante no hacían sombra a la industria minera nacional, por lo que la evolución es otra de las claves.

Minera San Cristóbal

Sobre las nuevas cartas que jugaron en el sector extractivo, la más reciente exhibe la transferencia total de acciones de la minera San Cristóbal que correspondían a la japonesa Sumitomo a favor de la empresa canadiense San Cristóbal Mining INC, que la deja a cargo de la corporación desde el 23 de enero de 2023, según un reporte que salió a la luz en las últimas horas.

Sandy considera que San Cristóbal cuenta con reservas para continuar con las labores por al menos 17 años, aunque esto también dependerá con la intensidad con la que la nueva empresa explote minerales como el plomo, plata y zinc, pese a que todavía no está claro el motivo real de la transferencia de acciones.

En este sentido, Sandy expuso que será clave dar certezas en cuanto a seguridad jurídica a las nuevas empresas, ya que Bolivia tiene mucho que ofrecer para seguir apostando a la minería como un sector estratégico de la economía nacional, pero el principal riesgo es el de tierra y territorio, ya que los yacimiento están en territorio indígenas que deben dar el visto bueno a las licencias para concretar la explotación.

San Cristóbal, uno de los referentes sectoriales en occidente

San Cristóbal, uno de los referentes sectoriales en occidente

“La falta de seguridad jurídica puede ser una amenaza para los emprendimientos de carácter minero, tema que se puede aclarar con una ley para que Bolivia vuelva a ser un país minero”, observó el especialista

Por su parte, Paredes señaló que por muy bondadoso que sea un yacimiento, este deja de ser atractivo si no hay esa seguridad jurídica que buscan los inversores, recordando que anteriormente se cayeron otros proyectos que tenían avance y que quedaron a medias debido a este asunto.

Anteproyecto de ley

Por otro lado, el Comité Cívico Popular de Bolivia (Cocipobol) presentó un anteproyecto de ley sobre ‘Minería Digital Inteligente’, para impulsar el uso de la tecnología de vanguardia y promover una gestión eficiente en el proceso productivo, según el presidente de la entidad, Santiago Sauciri.

Image

“Hemos presentado un anteproyecto de digitalización de la minería. Entre los países sudamericanos, Bolivia está atrasado y no podemos seguir trabajando con barreno y herramientas de la colonia”, cuestionó.

El proyecto busca modernizar y mejorar la producción minera en los sectores estatal, privado y cooperativo en procura de hacerla competitiva. La propuesta apunta a fortalecer la producción con valor agregado y diversificar al sector que se caracteriza principalmente la exportación de materia prima. La iniciativa legal plantea dar seguridad laboral a los trabajadores mineros.