Diputado ‘evista’ cuestiona vínculos laborales de la familia presidencial

“UNA VEZ ARCE PIDIÓ NO FISCALIZAR”

Diputado Renán Cabezas, del ala radical que lidera Evo Morales. Foto/captura

Fuente: erbol.com.bo

El diputado «evista» Renán Cabezas cuestionó públicamente los beneficios laborales de la familia del presidente Luis Arce en las empresas del Estado y demandó explicaciones frente a la necesidad de jóvenes y señoritas profesionales que están en las calles buscando una fuente de trabajo que no encuentran.



Ese comentario formuló a propósito del prolongado silencio que mantiene el presidente y su hijo Luis Arce Mosqueira para aclarar las denuncias de supuestas gestiones con empresas extranjeras para la venta de urea y litio, denunciado por su colega, también “evista”, Héctor Arce.

Cabezas pidió al hijo del presidente “que sea valiente, honesto, que no se esconda detrás del poder y salga a explicarle al pueblo qué ha hecho en esas reuniones en los Estados Unidos, qué hizo en las reuniones con empresarios chilenos, qué es lo que han conversado; que le diga al pueblo boliviano”, manifestó.

En torno a la afirmación que había hecho el presidente al diputado Héctor Arce, en sentido que su familia es honesta, Cabezas sostuvo que “posiblemente su familia no sea corrupta, pero su familia es oportunista”.

“O que me explique por qué su hijo trabaja en Entel, porque su otro hijo trabajó en YPFB, en YLB y ahora trabaja en una empresa privada que tiene negocios con el Estado y que nos explique por qué cuando él era ministro de Estado, la esposa era gerente del Banco Unión”, preguntó.

Sostuvo que este tipo de hechos no es aceptado por el pueblo boliviano, cuando muchos jóvenes y señoritas están buscando trabajo en las calles.

“De verdad, no es justo que solo los que tienen poder vayan y recomienden a sus familiares para que trabajen. Nos pagan bien en el Estado Plurinacional, podemos compartir con nuestras familias, pero hay familias que no tienen ingresos y otros ni siquiera el salario básico, eso duele y molesta”, comentó.

El legislador cree que el proceso penal abierto contra Héctor Arce pretende anular el trabajo de fiscalización de los legisladores del MAS, porque “a los ministros no les gusta que les hagamos ni siquiera una petición de informe escrito”.

Recordó que en una oportunidad el presidente Arce les pidió que no hagan peticiones de informe escrito y advirtió que “eso es vulnerar las facultades que tiene un legislador”, manifestó.

Héctor Arce fue citado el viernes a la fiscalía de La Paz para declarar sobre un presunto caso de corrupción cuando era alcalde de la población de Omereque, Cochabamba, a denuncia del diputado del ala “renovadora”, Rolando Cuéllar.

La guerra entre “radicales” o “renovadores” no tiene tregua y llegó con mayor fuerza a la Asamblea Legislativa, donde el MAS tiene problemas de gobernabilidad a la hora de tratar alguna iniciativa que llega desde el Órgano Ejecutivo.