Trabajadores buscan ser incorporados para obras calificadas y la empresa Mutún rechaza que haya maltrato laboral

El bloqueo indefinido en la carretera Bioceánica Santa Cruz- Corumbá continua. Hay visiones contrapuestas del conflicto
Juan Carlos Salinas

Fuente: El Deber



El motivo del bloqueo indefinido de la carretera Bioceánica que une Santa Cruz con la frontera brasileña, se debe a un pedido de incorporación laboral para las obras calificadas que la siderúrgica Mutún necesite.

La protesta también hace foco en la denuncia por supuestos maltratos a los trabajadores bolivianos por los contratistas chinos, situación que es rechazada por la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM).

El secretario general de la Central Obrera Regional (COR) de la provincia Germán Busch, Gilbert Córdova, sostuvo que las personas que llegaron de Santa Cruz son trabajadores bolivianos que buscan ser contratados para las obras de soldadura, mecánica y enmallados.

Son obras calificadas que requieren cierta especialización. Mano de obra que en la región es escasa, por eso están viniendo trabajadores bolivianos de otras regiones”, explicó Córdova.

El dirigente lamentó que no se quiera contratar a estos trabajadores y se los margine por ser de otros departamentos, cuando a su criterios la norma indica que en este tipo de proyectos la mano de obra debe ser en un 80% nacional, algo que no se estaría cumpliendo en la siderúrgica que la empresa china Sinosteel Equipment está construyendo.

La obra está situada en el municipio de Puerto Suárez (Santa Cruz), y demandará una inversión de al menos $us 450 millones.

Otro aspecto que observó Córdova son las denuncias de maltrato laboral que afecta a los trabajadores que desarrollan labores en la siderúrgica que es administrada por funcionarios chinos.

Sobre el tema, el presidente de la ESM, Jorge Alvarado, sostuvo que la llegada de este grupo de personas es un hecho lamentable para la región.

“Son personas de un sindicato petrolero y minero de Santa Cruz. Vinieron a Puerto Suárez a convulsionar bloqueando la zona y perjudicando a la población”, dijo.

Alvarado indicó que bajo la bandera de malos tratos a los trabajadores de la siderúrgica se hace un bloqueo. “Una realidad que no es la correcta No es cierto que haya maltrato y que este bloqueo este apoyado por los trabajadores de la zona. Estos la consideran extraña y externa”, sostuvo Alvarado.

“Con este bloqueo están perjudicando el avance de la obra.  Hay varios camiones parados con equipos que llegaron desde Chile. No podemos recibir cemento para continuar con los trabajos que tienen un 74% de avance. Estos bloqueos son hechos arbitrarios con mala intención”, cuestionó el titular de la ESM.

En conferencia de prensa, representantes de los trabajadores nacionales de las cuatro empresas (Baye of China, Sinohydro, CRCC y Huali) subcontratadas para la construcción de la siderurgia rechazaron las medidas de presión y remarcaron que ellos siguen trabajando y que no se sienten representados por las personas que se encuentran bloqueando.

“Nos encontramos trabajando de forma normal. No tenemos compañeros bloqueando la carretera. Creemos en este proyecto”, sostuvo Gabriel Álvarez, representante de la empresa Huali.

Ante la consulta sobre el pago de los salarios, horas extras, dotación de alimentos y actos de discriminación, los representantes indicaron que los pagos son en fecha, que cobran bonos por las horas extras o trabajos nocturnos, que reciben buena alimentación y que el trato con los funcionarios chinos es el correcto y no hay “ningún tipo de abuso o discriminación”.