ATT secuestró equipos a radios de los Yungas; denuncian represalias por retransmitir a FM Bolivia

El documento establece que el mandamiento tiene las facultades de allanamiento, con habilitación de días y horas extraordinarias, y autoriza la rotura de cerraduras, chapas, candados y puertas.

imagen almacenada
Foto: Referencial.

Fuente: ANF

Pobladores de las comunidades yungeñas de Calzada, Santiago de Tocoroni, Callisaya y Coripata denunciaron que la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) secuestró equipos de radios comunitarias que retransmitieron la señal de la radio FM Bolivia durante los conflictos de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca).



“Yo subo al cerro a ver mi huacho (campo de plantación) y ahí arriba había policías y otra gente. Pensé que era gente de las empresas, porque ahí arriba están las antenas de Tigo y Entel, pero después los jóvenes dijeron que se llevaron sus equipos, todo se llevaron. Pegaron una notificación en la puerta que decía radio FM Bolivia, pero no es esa radio, se han confundido”, relató Crisóstomo Balderas, comunario de Callisaya, a la ANF.

Este medio se comunicó con los responsables o encargados de estas radios, pero no quisieron identificarse ni abordar el tema por medio a represalias; sin embargo, dos confirmaron que tienen sus licencias de funcionamiento vigentes.

“Por el presente Mandamiento Judicial se ordena (…) proceder al secuestro de: equipos, componentes, piezas y/o material de difusión de señales de audio y video, en cumplimiento a la Resolución ATT-DJ-A TL LP 265/2023 de 15 de agosto de 2023, de propiedad de la radioemisora autodenominada «FM BOLIVIA», ubicado en el inmueble carretera principal, comunidad Nogalani, inmueble s/n del municipio de Coripata del departamento de La Paz”, indica el mandamiento de secuestro con el que procedieron las autoridades a la intervención de las emisoras.

En otra parte del documento se establece que el mandamiento tiene las facultades de allanamiento, con habilitación de días y horas extraordinarias, y autoriza la rotura de cerraduras, chapas, candados y puertas.

Desde Coripata, otra comunidad yungueña, también se denunció el secuestro de equipos de radio ‘Libertad’ que tiene emisión propia, pero también retransmitió la señal de otras emisoras colegas como FM Bolivia. Eduardo Zegarra, un poblador del lugar, indicó que la notificación de la ATT también señala a esa radio como si fuera parte de FM Bolivia.

Abraham Salas, habitante en la localidad de Calzada, reportó operativos de la ATT y dijo que, desde entonces, radio Activa dejó de transmitir su señal.

Los comunarios no encuentran sentido al documento que ordena la intervención de la radioemisora FM Bolivia, pero procedieron a secuestrar los equipos de otras radios.

La ANF se contactó con el jefe del operativo en los Yungas, René Salazar Contreras, quien pidió trasladar la consulta a la oficina central de la ATT para recibir una explicación; sin embargo, en la institución alegaron no disponer tiempo para atender el requerimiento.

FM Bolivia y radio Yungas fueron las principales emisoras que transmitieron todo el conflicto que se suscitó en torno a la Adepcoca en la gestión pasada.

En enero de este año, la Arquidiócesis de La Paz comunicó el cierre de emisiones de radio Yungas por algunos problemas. El cese de la señal se produjo después de 40 años de trabajo en la región.

Armin Lluta, expresidente de Adepcoca, aseguró que estos operativos responden únicamente a una represalia del Gobierno contra los cocaleros por los hechos que se produjeron el año pasado. Lamentó que los actuales dirigentes de la entidad no defiendan a estas pequeñas radios, que lo único que hicieron fue retransmitir los conflictos y mantener informados a los yungueños.

//PP//FPF//