Bolivia tiene una relación cercana con la cerveza por tener a la chicha como antecedente

Son varios los cronistas que escribieron sobre la “cerveza de maíz” que los incas y otros pueblos precolombinos utilizaban como parte de rituales y festividades.

Aunque oficialmente la historia de la cerveza en Bolivia comienza a finales del siglo XVIII con la llegada de la primera ola de la inmigración alemana y el nacimiento de Cervecería Boliviana Nacional, precisamente por la asociación de dos emprendedores germanos en 1886, se puede sostener que esta bebida tiene antecedentes en el continente desde antes del proceso de transculturación española.

Son varios los cronistas que escribieron sobre la “cerveza de maíz” que los incas y otros pueblos precolombinos utilizaban como parte de rituales y festividades. La popular chicha, cuya receta básica se conserva hasta hoy, es el resultado de la germinación de los granos de maíz, el preparado de un mosto, la cocción del mismo y su posterior fermentación. Prácticamente, el mismo proceso de fabricación de la cerveza, aunque reemplazando la cebada por el maíz.



No es de extrañar entonces que, a partir de la aparición de la industria de la cerveza en Bolivia, ambas bebidas se hayan hermanado en historias paralelas y esta relación hace que la cerveza sea la bebida preferida de los bolivianos.

¿Por qué la cerveza?

El sociólogo Johnny Mollericona explica la preferencia de la cerveza en los rituales actuales de Los Andes: “¿Por qué la cerveza? ¿Por qué no el whisky? ¿Por qué no el singani? Al parecer, esto tiene un origen en la chicha. La misma que tuvo una importancia central en la vida social y económica de los hombres de los Andes. Cuando llegaron los españoles, la chicha rompió con ciertos limitados usos rituales y se amplificó su consumo a todas las masas indígenas”, explica el académico.

Mollericona agrega que, finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, a partir de la modernización de ciertos procesos económicos y el nacimiento de ciertas industrias, la cerveza apareció y empezó a desplazar a la chicha en Bolivia. Al parecer, hay cierto cambio de consumo en sectores populares de la chicha a la cerveza. Esto tiene que ver con dos factores: La movilidad social que le daba al migrante rural dejar la chicha en favor de la cerveza; y el parecido entre ambas bebidas por ser fermentadas, tener cuerpo y también sabor.

Aporte al país

La historia de la cerveza está relacionada con la historia de Bolivia. El progreso industrial de Cervecería Boliviana Nacional, ha construido a su vez el desarrollo del país. Un dato histórico señala que, en el año 1937, con apenas 50 años de vida, la empresa pagó al Estado 20.000.000de bolivianos, mientras que las tres grandes empresas mineras de Patiño, Hochschild y Aramayo llegaron a pagar, en conjunto, 19.754.000 de bolivianos por concepto de impuestos sobre utilidades, transferencias, exportaciones, patentes fiscales, etcétera.

Hoy, 136 años después de su fundación, la empresa sigue siendo la principal industria en aportar a las arcas del Estado, de acuerdo a la memoria impositiva del Servicio de Impuestos 2022. La empresa es fuente directa de trabajo para más de 1.900 personas, y su cadena de valor sostiene más de 80.000 hogares.