Crisis de liderazgo, denuncias y pugnas internas preceden al Congreso del MAS

El congreso propuesto por el ala de Morales, o evista, está previsto para el 3, 4 y 5 de octubre en Lauca Ñ, en el trópico cochabambino; sin embargo, las organizaciones arcistas impugnaron la convocatoria por vulnerar los derechos de las bases.

Fuente: Los Tiempos
Tatiana Castro E.

El décimo congreso nacional ordinario del Movimiento Al Socialismo (MAS) previsto para octubre es fundamental para determinar un solo liderazgo del partido con miras a las elecciones presidenciales en 2025; sin embargo, por primera vez este instrumento político llega al evento dividido, precedido de impugnaciones y de acusaciones de toda índole entre las facciones de Evo Morales y de Luis Arce Catacora.

El congreso propuesto por el ala de Morales, o evista, está previsto para el 3, 4 y 5 de octubre en Lauca Ñ, en el trópico cochabambino; sin embargo, las organizaciones arcistas impugnaron la convocatoria por vulnerar los derechos de las bases.



Para el politólogo Franklin Pareja, el control del MAS se definirá en el congreso de octubre porque, a diferencia de otras oportunidades, los masistas llegan peleados y está en disputa el control del partido.  Además, el Órgano electoral obliga a las agrupaciones políticas a cumplir con lo establecido en sus estatutos.

El congreso se convierte en un espacio clave y medular porque allí se tomarán las decisiones del partido y Morales aún tiene cierto control del MAS porque sigue siendo el jefe. “El congreso es determinante porque es la instancia legal y formalmente instituida para tomar todas las decisiones del partido”, explica Pareja.

A futuro, todos los que quieran gobernar deben tener la anuencia del jefe del partido porque, a juicio de Pareja, controlar el partido sigue siendo el espacio de definición política. “Si Evo Morales sigue siendo jefe del partido, los que quieran ser gobernadores van a tener que consultar con él, los que quieran ser diputados tienen que consultar con él”, sostiene el politólogo.

Para el investigador Carlos Borth, el congreso de octubre tiene máxima importancia porque allí se decidirán las direcciones del MAS en todos sus niveles en un contexto de intenso confrontamiento. “Están disputando la conducción del partido que tiene que ver con el binomio a elegir en las elecciones previas y el control del aparato partidario”, explica.

Estrategia

Borth considera que la convocatoria del congreso en Lauca Ñ estratégica porque Morales “quiere tener secuestrados a los delegados, rodeados de cientos de cocaleros, atemorizados, presionados; es por eso que la facción de Arce pide que sea en otro lugar”.

La dirigencia actual dice que no pueden asistir los empleados públicos, quieren eliminar toda presencia de Arce Catacora.

En anteriores congresos, todos los sectores tenían 200 delegados y ahora les han reducido a cinco para excluir a todos los que apoyan a Arcey contar sólo con los que responden a Evo Morales.

Preceden también acciones constitucionales para evitar que Morales consuma su congreso arbitrario, añade Borth.

Pareja dice que es fundamental controlar el partido porque Morales “ya no controla totalmente el partido, tiene debilidad en muchos sectores porque le han creado paralelas en casi todas las instituciones, y cada vez ve peligrar más su situación política”.

En tanto, Borth añade que también existen acciones constitucionales en proceso para evitar que Morales consuma su congreso arbitrario.

Tensión

Los momentos épicos de tensión que preceden el congreso pasan por críticas, cuestionamientos y denuncias que hacen Evo Morales y sus seguidores contra Luis Arce y todo su Gobierno y los correspondientes contra ataques.

A finales de agosto de 2022, Morales señaló al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, por la pérdida de su teléfono celular; en diciembre de ese año criticó la gestión económica de Arce, quien fuera su ministro del área por más de una década.

Desde el ala evista se denunció coimas millonarias en la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y el supuesto transporte de al menos 17 toneladas de droga, “con aval del Estado”, de Bolivia a España.

Además, denunciaron el recorte de los aportes de los funcionarios públicos al partido, entre otras.

10 Congreso

El evento está definido para el 3, 4 y 5 de octubre en Lauca Ñ, en el trópico cochabambino, pero hay impugnaciones.

OPINIONES

“Hay acciones de un pequeño grupo para llevar adelante el congreso MAS con el objetivo de beneficiar a una sola persona”. Juan José Huanca, Jefe de Bancada MAS Tarija.

“No vamos a participar ni vamos a mandar a delegados ni a representantes al congreso en Lauca Ñ. Hemos sido discriminados con la invitación a sólo cinco delegados”. Justo Molina, Presidente Cidob.