Deuda de YPFB al sector cañero preocupa a los productores; aseguran estar en una época «crítica»

El sector cañero informó que enviaron una carta formal a las autoridades de la estatal petrolera, YPFB, y que todavía esperan la respuesta.

Alejandra Verduguez



Fuente: Que no me pierda/Red Uno

La Confederación Nacional de Productores Cañeros de Bolivia (CONCABOL) manifestó su preocupación por la deuda de casi 50 millones de dólares que mantiene Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), con el sector agroindustrial.

Los productores se declararon en una etapa muy crítica por deudas vencidas por más de 30 millones de dólares, que tiene la empresa con los productores e industriales cañeros.

Óscar Arnez, presidente de los cañeros, informó que anteriormente hubo otro retraso de pago del mes de diciembre del 2022, y recién la cuenta fue cancelada en abril de la presente gestión.

Aseguró que la deuda preocupa al sector cañero, más aún cuando se encuentran en época de cosecha y que faltan los recursos para sostener la producción.

“No podemos atrasarnos un día en la cosecha, y en el mantenimiento de nuestros cañaverales para que nos den solución lo antes posible”, indicó.

Arnez informó que desde que se envió una carta a YPFB, la pasada semana, aún no obtuvieron una respuesta. Mientras no se cancele la deuda, el sector se ve perjudicado y algunos productores tuvieron que recurrir a solicitar prestamos para su producción.

“Lo económico es significativo para nosotros. Doy un simple ejemplo, para fertilizar utilizamos la Urea que es de Yacimientos, tenemos que pagar antes de ir a recogerla. No puede ser que nos paguen a nosotros con retraso, mientras debemos prestarnos dinero de otros lugares para pagarles”, explicó.

El representante de los cañeros, enfatizó que la producción de etanol se encuentra en riesgo, por lo que algunos productos no se podrían seguir elaborando.

La confederación continuará en espera de una respuesta por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. Mientras deberán seguir entregando su producción, pese a que no se les cancela. Esto para cumplir el contrato que adquirieron.