El “Método Guardiola”: Manchester City hizo un gol de colección después de 47 pases y una brillante definición

El equipo de Pep abrió el partido contra Nottingham Forest con un tanto antológico. Triunfó 2-0 de local y continúa con puntaje perfecto.

Fuente: Infobae



 

 

Manchester City no se detiene. En una nueva presentación por la Premier League, el equipo dirigido por Josep Guardiola arrancó de forma fulgurante en el duelo ante Nottingham Forest por la sexta jornada del certamen, y convirtió un tanto antológico. Fueron un total de 47 pases antes de que Phil Foden sacará un latigazo de zurda que se le clavó en el primer palo al arquero norteamericano Matt Turner. Más tarde, amplió la diferencia -que no se modificaría- a través de Erling Haaland.  Con el 2-0 a favor, sigue como único líder del campeonato británico con puntaje perfecto.

 

Luego de una recuperación del español Rodri en mitad de cancha, los Ciudadanos movieron el balón a lo ancho y largo del campo de juego sin desesperarse. Intervinieron casi todos los integrantes del equipo, con la excepción de los dos referentes de ataque, Julián Álvarez y Erling Haaland, que en última instancia sirvieron como elementos distractores para abrir camino a la escalada de Kyle Walker.

 

Transcurrieron más de dos minutos con tenencia del esférico antes de ser punzantes en la ofensiva. Con el Forest abroquelado atrás, Rodri halló una hendija y, con un balón largo, lastimó. Walker madrugó al portugués Nuno Tavares (al rato se iría lesionado para darle lugar al argentino Gonzalo Montiel) y, pese a estar en posición para definir, asistió a un Foden que pisó el área como una locomotora y no perdonó.

 

 

 

En el conjunto de PepJulián Álvarez volvió a estar entre los titulares y demostró que tiene un papel preponderante esta temporada. No solamente por el protagonismo que le brinda el cuerpo técnico siendo inicial sino porque además se hizo amo y dueño de cara tiro libre de gol. Contra el Nottingham tuvo dos opciones de ese tipo en la primera parte: una fue bien contenida por Turner y la otra, que tenía destino de ángulo, rebotó en la barrera.

El match todavía no había cumplido el cuarto de hora cuando Haaland anotó el segundo. Fue tras un pase profundo de Julián para el brasileño Matheus, que le sirvió el gol al noruego con un centro bombeado inmejorable. Desde ese momento, el cotejo se encaminó definitivamente para los mancunianos.

Al ex River le jugó una mala pasada la tempranera expulsión de Rodri en el complemento. El español tomó del cuello a Morgan Gibbs-White en las narices del árbitro Anthony Taylor y vio la roja a los pocos segundos de la etapa final. Guardiola debió meter mano en el equipo: primero reemplazó al belga Jeremy Doku por Kalvin Phillips (51′) y luego rearmó la defensa con el ingreso del neerlandés Nathan Aké por Álvarez.

La superioridad numérica a lo largo de todo el segundo tiempo motivó a la visita a ir en busca de un descuento que nunca llegó. Primero por la diferencia de jerarquía entre los jugadores, pero también por la calidad del arquero del City, Ederson, que le bajó la persiana a su valla en varios intentos del cuadro del galés Steve Cooper.

Así las cosas, el City continúa como único líder de la Premier sin haber dejado unidades en el camino (ganó seis de seis). El Nottingham Forest, que contó con el argentino Nicolás Dominguez durante los 90 minutos, se privó de sumar y escalar posiciones para quedar a tiro de los puestos de clasificación a las copas internacionales.

EL RESUMEN DE MANCHESTER CITY 2-0 NOTTINGHAM FOREST