La Paz tiene tres puntos críticos donde la minería ilegal se asentó y causa estragos

Los ríos del norte paceño están contaminados por la extracción de oro y el uso de mercurio. El Illimani sigue sufriendo por la búsqueda feroz de minerales. En Apolo, cerca del Madidi, hay muertes por líos mineros

La Paz tiene tres puntos críticos donde la minería ilegal se asentó y causa  estragos | El Deber

Fuente: El Deber

Ivan Alejandro Paredes



La minería ilegal en La Paz está afectando a varias comunidades. Existen tres puntos críticos en el departamento paceño donde la extracción de oro daña el medio ambiente y la salud de los comunarios: las faldas del cerro Illimani, los ríos del norte de La Paz y la región de Apolo. En este último caso la semana pasada hubo un enfrentamiento armado que dejó un minero fallecido. El Gobierno busca erradicar estas operaciones, ya que aumentan la contaminación de los ríos y daña la salud de los comunarios.

El mítico nevado Illimani de La Paz sigue sufriendo por la minería ilegal. El lado visible del cerro desde la sede de Gobierno parece no tener problemas; sin embargo, desde la parte trasera -que es visible desde los Yungas paceños- se puede evidenciar que existen puntos donde algunas empresas extraen oro.

El gobernador de La Paz, Santos Quispe, comprobó que ciudadanos chinos están explotando oro en las faldas del Illimani. La autoridad regional pidió al Gobierno que realice un control de estas actividades ilegales.

“Hemos visitado muchos lugares, (y) hay muchas empresas mineras ilegales, especialmente extranjeras, chinas, que están saqueando los minerales, pero el Gobierno central no está haciendo nada. Yo quisiera que el Gobierno intervenga esas minerías ilegales que nos está afectando gran parte de nuestro departamento y esas regalías no entran (a las arcas) del departamento”, cuestionó Quispe.

La explotación minera en el Illimani viene desde hace muchos años. En 2012 el nevado fue declarado Patrimonio Natural del Estado Plurinacional de Bolivia mediante la ley 302, pero aun así continuaron las actividades mineras. En las faldas del Illimani, en la parte trasera, operan cooperativas con ciudadanos chinos con el fin de extraer oro.

Las comunidades que están cerca del Illimani dependen del nevado, al que consideran su protector y generador de agua. Del líquido natural que discurre del nevado depende la actividad agrícola de estas comunidades, que ofrecen sus productos en la sede de Gobierno todos los días.

En estado de emergencia

Varias comunidades aledañas al Illimani se declararon en estado de emergencia permanente en defensa de los recursos naturales y en rechazo de la explotación minera en el ancestral nevado. La Cámara Nacional de Minería (Canalmin) también confirmó la presencia de ciudadanos chinos y de cooperativas mineras en las faldas del nevado.

“Instamos al pueblo paceño y a todos los bolivianos a unirnos para la defensa del nevado Illimani y el Mururata, por ser el patrimonio y paisaje natural del Estado, atractivo turístico y cultural, principalmente maravilla de las ciudades de La Paz y El Alto”, dice un documento que fue elaborado por varias comunidades que están cerca del Illimani.

Las centrales agrarias de Kaphi, Cayimbaya, Pinaya y Palca, determinaron conformar el Comité de Defensa del Illimani, además de investigar las actividades mineras realizadas por las empresas nacionales, transnacionales y otras supuestamente mixtas.

El reconocido montañista Bernardo Guarachi informó que mineros chinos siguen operando en las faldas del Illimani. El experto realizó una reciente inspección y dijo que también verificó la presencia de nuevas cooperativas mineras que operan a cielo abierto en el emblemático nevado.

“Hablan tanto de la mina china que nos hemos informado completamente; hace tres años empezaron (a operar), incluso está demarcado el campamento donde estuvieron los chinos, pero no se sabe cuánto tiempo estuvieron (…). Último que han regresado los chinos fue el año pasado en agosto, después de esto no sabemos más”, afirmó Guarachi, quien añadió que las cascadas de agua que salen del Illimani ahora están contaminadas por la actividad minera.

Similares procedimientos realizan ciudadanos extranjeros en los ríos del norte de La Paz. Los municipios de Guanay, Mapiri, Teoponte, Caranavi, Palos Blancos, Alto Beni, Inquisivi y Tipuani, están dañados por la minería ilegal. En estas zonas no hay control y recientemente se lamentó un fallecimiento en Mapiri por la búsqueda de oro.

El oro es el principal producto de exportación del departamento de La Paz: representa el 82 por ciento de las ventas al exterior y en tres años subió en 145 por ciento, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En los ríos que desembocan a la Amazonia hay miles de dragas que están asentadas y que contaminan los afluentes.

“Continúan saliendo a la luz imágenes del avance de la minería ilegal del oro al interior del Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi, correspondiente a la cuenca alta del río Tuichi. Los pueblos indígenas ribereños somos los más afectados por la contaminación de mercurio”, lamentó Alex Villca, vocero de la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap).

En Apolo también sigue la explotación de minería ilegal. La semana pasada hubo un enfrentamiento armado entre mineros, que ocasionó un fallecido.