China promete «no mostrar piedad» ante los intentos de ayudar a la independencia de Taiwán

«No importa quién desee separar a Taiwán de China de la manera que sea, el Ejército chino nunca lo aceptará», aseveró el general Zhang Youxia.
China promete "no mostrar piedad" ante los intentos de ayudar a la independencia de Taiwán

Fuente: rt.com

 

El Ejército Popular de Liberación chino (EPL) «no mostrará piedad» ante ninguna acción dirigida a ayudar a Taiwán a independizarse, afirmó este lunes el general Zhang Youxia, vicepresidente de la Comisión Militar Central, en un foro de seguridad regional celebrado en Pekín.



«No importa quién desee separar a Taiwán de China de la manera que sea, el Ejército chino nunca lo aceptará«, sostuvo Zhang, señalando que la isla es «el núcleo de los intereses fundamentales de China». Al mismo tiempo, el alto cargo militar arremetió indirectamente contra Washington, afirmando que «cierto país» estaba interfiriendo en la región de Asia-Pacífico y en los asuntos internos de otros países.

«Dondequiera que extiendan sus manos, allí la paz y la tranquilidad no son posibles», indicó Zhang al referirse a un país al que no mencionó explícitamente, y que según sus palabras crea discordia geopolítica mientras persigue sus propios intereses e instiga «revoluciones de color». Las afirmaciones que utilizó el general son las que habitualmente emplea Pekín para referirse a EE.UU., recoge The South China Morning Post.

Sus palabras fueron apoyadas por He Lei, un teniente general retirado del EPL, quien señaló que «el importante discurso» de Zhang «había refutado efectivamente la narrativa de amenaza de China», a la vez que realza el «principio inquebrantable» de Pekín sobre Taiwán. De acuerdo con He, el general demostró la «responsabilidad sagrada» del Ejército chino de defender su país.

Por su parte, Michael Swaine, investigador principal del ‘think tank’ estadounidense Quincy Institute for Responsible Statecraft (Instituto Quincy para una Gobernanza Responsable), señaló que «la decisión crítica sobre la crisis de Taiwán no la tomarán los líderes militares, sino los líderes políticos«. «Los dirigentes políticos tendrían un nivel relativamente alto de comprensión de los peligros de la crisis y de lo que hay que decir y de lo que no hay que decir», enfatizó.

  • Las relaciones entre EE.UU. y China siguen siendo tensas por la postura ambigua de Washington, que, si bien no reconoce diplomáticamente la independencia de Taipéi, se reserva el derecho de mantener lazos especiales con la isla, que, en su opinión, toma sus propias decisiones.
  • Pekín considera a Taiwán, que se autogobierna con una administración propia, como parte irrenunciable de su territorio e insiste en que cualquier negociación con la isla que pase por encima del Gobierno central viola el principio clave de su política de una sola China.