La CNA activa un fondo y no se declara emergencia

El Consejo exhortó a la Asamblea agilice la sanción de leyes de créditos destinados a programas relacionadas con agua

Fuente: eldeber.com.bo

 



El Consejo Nacional de Autonomías (CNA) no declaró emergencia, pero activó el Fondo Nacional del Agua y un Consejo Permanente del Agua.

El presidente Luis Arce señaló que lo que atraviesa Bolivia no es nada más que la verificación de una grave crisis climática en Bolivia. “Hemos sufrido en nuestro país tres años consecutivos el efecto Niña, y este año en particular hemos tenido que encarar el efecto Niña y El Niño de forma simultánea. Lo que estamos viviendo es consencuencia de esa problemática”.

Pese a ese panorama, el CNA no declaró emergencia, como se esperaba. El primer punto de la resolución, que resultó ser más política que técnica, determinó “crear el Consejo Permanente del Agua entre el nivel central y las entidades territoriales autónomas como máximo espacio de coordinación consulta deliberación, proposición y concertación para el manejo y la gestión de los recursos hídricos”. Este Consejo estará a la cabeza del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

El Gobierno manejará también el Fondo Nacional de Agua Para la Vida, a través del cual otorgará préstamos a las entidades territoriales autónomas para la ejecución de grandes proyectos que garanticen la seguridad hídrica del país. “La constitución de este fondo, así como la gestión de los recursos externos, estará a cargo del Ministerio de Planificación”, añade la resolución.

En lo económico, “apoyar las gestiones que está realizando el Gobierno nacional en la adquisición de equipos de última generación a través del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología que será de gran importancia para contar con información oportuna en alerta temprana que ayude a todos los niveles del gobierno a mitigar los efectos de la crisis climática y evitar eventos adversos”. También promueve dotar a los niveles subnacionales de los recursos para la perforación de pozos, construcción de presas, atajados, riego tecnificado, cosecha de agua, cuidado de las fuentes de agua, reforestación, entre otros. Ejecutar todas las acciones que tengan como objetivo reducir el consumo innecesario.

Desde el ámbito político, la resolución tocó de manera indirecta la división que hay dentro del oficialismo en la Asamblea Legislativa.

Rechazó así “de manera contundente el gran prejuicio ocasionado en la Comisión de Planificación de Políticas Económicas y Finanzas de la Cámara de Senadores respecto a las modificaciones realizadas al proyecto del presupuesto general del Estado de la gestión 2023”.

Por ello, los miembros del CNA exigieron la inmediata aprobación en la Cámara Alta la aprobación del proyecto original enviado por el Órgano Ejecutivo” en agosto pasado.

Pero, también exhortó a la Asamblea Legislativa “que en atención a la crisis climática e hídrica existente, priorice y agilice la sanción de leyes de créditos, destinados a programas y proyectos de agua, riego, recursos hídricos y otros que beneficien al pueblo boliviano”.