Tras confesiones de YLB, hay dudas de la eficacia de la nueva fase del litio con EDL

La EDL, que será implementada por empresas chinas y una rusa con una inversión estimada de 2.900 millones de dólares, fue anunciada por el gobierno de Luis Arce como el futuro de la industrialización del litio boliviano y la estabilidad económica del país

  • El expresidente de YLB con el representante de la china CBC en enero de este año. | ABI

 

Tras las últimas declaraciones de la presidenta de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Karla Calderón, con relación a los múltiples problemas encontrados en el diseño de la infraestructura para la extracción de litio mediante métodos de evaporación, surgieron dudas sobre los resultados que pueda tener la nueva fase de extracción directa de litio (EDL).



La EDL, que será implementada por empresas chinas y una rusa con una inversión estimada de 2.900 millones de dólares, fue anunciada por el gobierno de Luis Arce como el futuro de la industrialización del litio boliviano y la estabilidad económica del país. Sin embargo, similares anuncios se hicieron en la gestión de Evo Morales con las piscinas de evaporación.

“Con esto nos dan a entender que este tema de la industrialización ha sido un total engaño, desde el principio. Ahora están queriendo buscar soluciones con empresas de afuera para subsanar su error, pero son más de 1.000 millones de dólares erogados para este proyecto anhelado y hasta el día de hoy no hay resultados”, manifestó el diputado de oposición Juan José Tórrez.

El legislador, además, calificó la llamada industrialización del litio como una “total burla” de los gobiernos de Evo y Arce y como un “daño económico” para el país.

El pasado lunes, además de señalar que se encontraron problemas en el diseño de la infraestructura para la extracción de litio, Calderón dijo que los convenios suscritos con las empresas chinas y rusa eran para “garantizar la materia primera y el recurso hídrico”, pero que recién se avanzará en etapas de “negociación, condiciones y financiamiento”.

No obstante, Arce ya había anunciado (sin entrar en detalles) que la inversión extranjera  sería de 2.900 millones de dólares y que la producción de las plantas superaría las 75.000 toneladas anuales.

El investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Carlos Arze, señaló que “es preocupante saber cómo se maneja esto, no hay información y no se conoce si la tecnología EDL funcionará. No vaya a ser que nos sorprendan”.

Acotó que los gobiernos del MAS realizan anuncios sin tener cálculos certeros. “Con los chinos las cosas son más oscuras. No sabemos la eficacia y eficiencia de la tecnología que usarán. No  sabemos si la EDL es eficiente.  Siempre hacen anuncios rimbombantes para atraer la atención popular”.

Los convenios mencionados no son públicos y permanecen secretos.