Cómo hacen los vecinos para robar la contraseña de tu WiFi

 

robar wifi

En casa tenemos una WiFi que se llama «lawifinoseroba», para darle un poco de humor al tema al mismo tiempo que avisamos a los vecinos de que no nos gusta compartir la contraseña con otros.

No se trata de egoismo, se trata de seguridad. El acceso no autorizado a tu red Wi-Fi puede conllevar varios riesgos, tanto para la seguridad de la información como para la integridad de la red.



Aquí detallo algunos de estos riesgos:

  • Acceso a Información Personal y Confidencial: Un atacante que accede a tu red Wi-Fi puede ser capaz de interceptar el tráfico de la red y obtener información sensible, como contraseñas, datos bancarios, correos electrónicos personales y archivos compartidos en la red.
  • Uso de la Conexión para Actividades Ilícitas: Si un atacante utiliza tu conexión Wi-Fi para realizar actividades ilegales, como descargar contenido protegido por derechos de autor, ataques cibernéticos a terceros, o difusión de material ilegal, la dirección IP asociada a tu conexión podría ser rastreada y serías tú quien inicialmente enfrente las consecuencias legales.
  • Ataques a Otros Dispositivos en la Red: Un atacante conectado a tu red Wi-Fi puede intentar acceder y controlar otros dispositivos conectados, como computadoras, smartphones, cámaras de seguridad, y sistemas de domótica.
  • Inyección de Malware o Ransomware: Un atacante puede utilizar la red para inyectar software malicioso en los dispositivos conectados. Esto puede incluir virus, troyanos, spyware, o ransomware, que pueden dañar o bloquear tus dispositivos, robar información, o exigir un rescate para desbloquearlos.
  • Degradación del Rendimiento de la Red: El uso no autorizado de tu Wi-Fi puede consumir ancho de banda, lo que reduce la velocidad de tu conexión a Internet y afecta el rendimiento de tus actividades en línea.
  • Acceso a Servicios de Pago: Si tienes servicios que se cobran según el uso (como ciertos tipos de streaming o descargas), un atacante podría utilizar estos servicios, incrementando tus costos.

Para proteger tu red Wi-Fi, es importante utilizar una contraseña fuerte y única, cambiarla regularmente, y aplicar las medidas de seguridad adecuadas, como utilizar encriptación WPA3, desactivar el WPS si no se utiliza, y mantener actualizado el firmware del router. Aún así, es posible robar la contraseña, y aquí os comento cómo se hace.

Herramientas usadas para robar la WiFi

Entender los métodos y herramientas que los hackers pueden utilizar para obtener acceso a redes Wi-Fi es esencial para conocer mejor el tema. Aquí hay una descripción de algunas herramientas comúnmente utilizadas y sus funciones:

  • Aircrack-ng: Es uno de los programas más populares para la seguridad de redes Wi-Fi. Aircrack-ng es una suite completa que incluye herramientas para capturar paquetes de datos, analizarlos y finalmente crackear la contraseña Wi-Fi. Esta suite es especialmente efectiva contra redes con encriptación WEP, pero también puede ser utilizada en ataques contra WPA/WPA2.
  • Wireshark: Aunque Wireshark en sí mismo no es una herramienta de hacking, es un analizador de protocolos que permite a los usuarios capturar y examinar detalladamente los datos que pasan a través de una red. En el contexto de la seguridad Wi-Fi, puede ser usado para analizar el tráfico y encontrar vulnerabilidades.
  • Reaver-WPS: Específicamente diseñado para ataques contra el protocolo de seguridad WPS (Wi-Fi Protected Setup), Reaver puede descubrir el PIN de WPS de una red, lo que permite a los atacantes recuperar la contraseña WPA/WPA2 de la red.
  • Kismet: Kismet es una herramienta de detección de redes y captura de paquetes. Es útil para detectar redes Wi-Fi ocultas y puede ser utilizado en conjunto con otras herramientas para realizar ataques.
  • Airgeddon: Esta es una suite de ataque todo-en-uno que facilita varias técnicas de hacking de redes, incluyendo ataques de deautenticación, creación de puntos de acceso falsos, y otros métodos para obtener acceso a una red Wi-Fi.
  • Fern Wi-Fi Cracker: Es una herramienta de cracking automatizada que tiene una interfaz gráfica de usuario. Fern puede crackear y recuperar claves WEP, WPA y WPS y utiliza técnicas como ataques de diccionario para lograrlo.

Es importante destacar que el uso de estas herramientas para acceder a redes Wi-Fi sin permiso es, en la mayoría de las ocasiones, ilegal y poco ético. Es importante entender cómo estas herramientas funcionan y cómo se pueden mitigar sus efectos para proteger las redes, pero evitad siempre su uso.

Fuente: Link