Presionan por investigación de nexos de Marset con autoridades bolivianas

El diputado por Comunidad Ciudadana (CC) Marcelo Pedrazas dijo que no sucede nada en Bolivia porque “hay protección al narcotráfico”.

  • El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, cuestionado por asambleístas. | APG
Fuente: Los Tiempos
Wilson Aguilar

El escándalo que desató el caso del narcotraficante Sebastián Marset originó la renuncia de autoridades en Uruguay y la destitución del director de la Interpol en Paraguay, pero en Bolivia no pasa nada, pese a que se involucra a instituciones del Estado por presuntamente entregar documentos de identidad, advertir del operativo y posibilitar su fuga, lo que significa que hay protección a este ilícito, sostienen analistas y asambleístas nacionales. Además, hay un manejo dudoso de los bienes incautados.

“Nos hemos convertido en un Estado donde radican los peces gordos del narcotráfico y el Gobierno no hace nada. El ministro (Eduardo) Del Castillo muy nervioso responde (…). Todos sabemos que está involucrado en actos de corrupción”, dijo la diputada del ala evista del MAS María Cristina Choque.



En Uruguay, los primeros días de noviembre, los ministros de Relaciones Exteriores y del Interior (de Gobierno en Bolivia), además de otros viceministros, renunciaron porque presuntamente están implicados en facilitar un pasaporte a Marset.

En pasadas horas, la Policía Nacional de Paraguay anunció la destitución de su jefe de Gabinete de Interpol por una serie de irregularidades vinculadas al levantamiento de alerta roja sobre Gianina García Troche y José Estigarribia, esposa y secretario de Marset.

Protección al narcotráfico

El diputado por Comunidad Ciudadana (CC) Marcelo Pedrazas dijo que no sucede nada en Bolivia porque “hay protección al narcotráfico”.

“Más que decisiones de limpiar las instituciones o castigar a quienes nos hacen ver como país totalmente descontrolado en narcotráfico, continúan en funciones, es decir, hay protección, penetración del narcotráfico en las instituciones, no hay remoción de  autoridades”, indicó.

El abogado constitucionalista Carlos Alberto Goitia refirió que el ministro Del Castillo argumentaba que se hacía un seguimiento a Marset, se lo tenía acorralado, pero resulta que “se le ha escapado”.

“Ha fallado el mecanismo de control, de custodia, por lo tanto, las cosas no han funcionado bien. Consecuentemente, lo que estamos viendo es que sus niveles de penetración del crimen organizado en el Estado sigue operando con mucha fuerza”, sostuvo.

Bienes incautados

Tras los operativos realizados, se puso en duda el destino de los bienes incautados.

Ante este hecho, legisladores plantearon Peticiones de Informe Escrito (PIE) al Ministro de Gobierno para conocer el destino de todo lo incautado. “Estoy solicitando la información respecto a dónde está el tema monetario, cuál es la función de Dircabi y en qué cuenta fiscal está. Tiene 15 días para responder el Ministro de Gobierno”, indicó el diputado de CC Gustavo Aliaga.

De acuerdo con un primer informe, la Policía valuó en 8,8 millones de dólares las camionetas, autos e inmuebles incautados.  Los vehículos tienen un valor de 2 millones de dólares, varios de alta gama y último modelo.

Ante las dudas sobre el destino, las autoridades salieron al paso para indicar que el dinero estaba depositado en una cuenta fiscal y un complejo deportivo pasó a manos de la Policía.

Reacción tardía

Marset hizo su primera entrada a Bolivia el 25 de octubre de 2018. Posteriormente, entre 2021 y 2022, estuvo bajo detención en Dubái. Sin embargo, el 8 de abril de 2023, ingresó nuevamente al país.

En febrero pasado, la Policía paraguaya alertó a Bolivia sobre la presencia del narcotraficante; sin embargo, autoridades nacionales indicaron que se habían anoticiado en junio.

Interpol activa sello azul ante solicitud de Bolivia

En horas precedentes, se conoció que la Interpol activó el sello azul que hizo Bolivia contra el narcotraficante Sebastián Marset.

“Desde Lyon, en Francia (…) se ha aceptado la alerta azul por parte de la solicitud de Bolivia, para identificar el lugar exacto donde se encuentra este narcotraficante”, indicó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Respecto al paradero, dijo que se encontraba en Paraguay, aspecto que fue desmentido.

Marset tiene seis procesos penales que le siguen en Bolivia y tiene orden de aprehensión en su contra. En Paraguay tiene una notificación roja.