Alcaldía de Sucre y Policía imponen orden; taxistas suspenden los bloqueos

Tema de las tarifas mantiene distanciados a dirigentes de taxis y las autoridades en el municipio.

Fuente: https://correodelsur.com



Después de una agitada jornada debido a los bloqueos, y de que la Alcaldía y la Policía hicieran prevalecer la autoridad, la normalidad retorna a Sucre este viernes. Taxistas asociados, sindicalizados y libres descartaron continuar –por lo menos por hoy– con su medida de presión contra el Decreto Edil 182/2023, que regula las tarifas de este servicio de transporte público.

Desde tempranas horas de este jueves, operadores organizados cortaron la circulación vehicular en más de 20 puntos de la ciudad, donde se generaron embotellamientos, amagues de enfrentamientos, gasificaciones de la Policía y caos en el tráfico de motorizados.

La oportuna intervención de las fuerzas del orden logró restituir el tráfico vehicular en algunos de estos focos de conflicto, garantizando el traslado de los ciudadanos hacia el Distrito 3 y el Aeropuerto de Alcantarí, mientras que, en otros, la gente tuvo que darse modos para llegar hasta sus fuentes laborales y así cumplir con sus actividades diarias.

“Tenemos firmeza, tenemos principio de autoridad, no tenemos autoritarismo pero sí cuidamos la economía de nuestra población. Hay que acostumbrarnos a trabajar con normativa, no al desorden, no al abuso ni a la especulación de tarifas”, declaró el secretario general de la Alcaldía, Osmar Vargas.

INICIO TENSO 

La escena más tensa del día se registró bien temprano en la mañana en la avenida Juana Azurduy, a la altura del segundo puente, donde efectivos policiales utilizaron agentes químicos para despejar una de las vías. Allí también detuvieron a una decena de taxistas señalados por alterar el orden.

Asimismo, a la altura de la parada a Ravelo, hubo forcejeos y gasificaciones que afectaron a niños que se encontraban por el sector, aunque sin consecuencias mayores.

El panorama fue diferente en el centro de la ciudad con bloqueos esporádicos, aunque también con menor circulación vehicular respecto a otras jornadas. Micreros intentaron cumplir sus rutas, pese a los bloqueos instalados en las avenidas del Maestro, esquina de la avenida Venezuela, y Jaime Mendoza, o en la zona del colegio Fe y Alegría.

Los taxistas también instalaron puntos de bloqueo al inicio de la avenida de las Américas (altura de las banderitas), parada Tarabuco y calles aledañas.

LAS EVALUACIONES

Al cierre de la jornada, los taxistas movilizados calificaron de positiva su medida de presión y destacaron la “unidad” mostrada por su gremio.

La Alcaldía, por su parte, minimizó lo ocurrido ayer y calificó el movimiento de “irresponsable”, destacando que la Policía haya garantizado la circulación de la ciudadanía. Entretanto, la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve) destacó el comportamiento de los vecinos, que no cayeron en provocaciones y evitaron la violencia. Su secretario general, Juan Carlos Miranda, ratificó la postura del sector de que el Ejecutivo debe hacer respetar las disposiciones del decreto.

MOTIVO

Los taxistas rechazan el decreto municipal promulgado la semana pasada por el alcalde de Sucre, Enrique Leaño. Esta norma establece una tarifa de Bs 5 para una persona en tres kilómetros, Bs 3 por un pasajero adicional y Bs 1,5 por kilómetro recorrido.

Los taxistas bloqueadores destacan unidad

Andrés Oña, presidente de la Asociación de Taxis Independientes, informó a CORREO DEL SUR que el sector movilizado determinó no seguir con los bloqueos “para no perjudicar a la ciudadanía”, pero advirtió que se mantienen en “pie de lucha” y no descartan otras medidas a partir de la próxima semana.

Asimismo, destacó la “unidad” de los conductores que se sumaron a reforzar su medida de este jueves.

“Nos hemos integrado. Ahora, los dirigentes vamos a tener una reunión para ver qué medidas tomar, porque hasta el momento no tenemos ningún viso de que nos convoquen a un diálogo”, dijo anoche.

Al evaluar la medida de presión, indicó que la parada a Ravelo y la avenida Juana Azurduy de Padilla fueron las zonas de mayor conflicto, donde intervino la Policía y hubo enfrentamientos y gasificaciones, incluso arrestos de diez de sus afiliados, que posteriormente fueron liberados con el compromiso de que no vuelvan a incurrir en este tipo de actos, según Oña.

Por su parte, el presidente del Sindicato de Taxis Sucre, Alfredo Escalante, agregó que “las próximas acciones que vamos a tener las haremos mejor que ahora. El sector taxista nos mantenemos en emergencia”.

Alcaldía señala que se impuso la normalidad

“Observamos que ha primado la normalidad en la población, que desarrolló sus tareas y en sus trabajos. Creemos que es un aviso a los taxistas que han sido inducidos por malos dirigentes y que en su momento deberán rendir cuentas”, advirtió el secretario general de la Alcaldía, Osmar Vargas.

Aseguró que, pese a la medida de los taxistas organizados, un 70% a 80% de los “libres” trabajó con normalidad y los mototaxis tuvieron trabajo en algunos sectores.

“Rescatamos la dinámica de la sociedad que ha manifestado su molestia para con estos dirigentes, que no han pasado de 150 personas y no estamos especulando porque hemos estado verificando durante todo el día”, agregó.

La autoridad sacó a colación que la mayoría de los motorizados de los bloqueadores no tiene radicatoria en Sucre y el resto debe impuestos. “De cada diez taxistas, ocho tributan en otro municipio y los otros dos que tributan en Sucre deben varios años de impuestos”, afirmó.

Finalmente, consultado sobre una posible convocatoria al diálogo, indicó que “es complicado negociar con personas que han incumplido su palabra. Ya no hay confianza y se pierde la credibilidad”.