Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) denunció el robo de 91.000 litros de gasolina de la refinería Guillermo Elder Bell, de Santa Cruz. Trece funcionarios fueron aprehendidos y la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) investiga el caso.

El gerente general de YPFB Logística, Félix Cruz, dijo que el robo se conoció la noche del jueves y de inmediato presentaron la respectiva denuncia. Explicó que aún no se cuantificó el daño económico; sin embargo, dijo que se trata de una fuerte afectación a la empresa y a la subvención, por lo que urge sanciones a los responsables.

“El día de ayer se confirmó 91.000 litros faltantes en gasolina en estas instalaciones. Nosotros hemos conocer los datos, hemos hecho la denuncia correspondiente y se ha realizado un operativo”, indicó en conferencia de prensa.

Explicó que tras conocer sobre el faltante se hizo una verificación y se estableció que quienes sacaron la gasolina lo hicieron como si se tratara de una “merma”. Una merma, dijo que es un porcentaje mínimo de combustible.

“Hay que señalar que este volumen lo estaban manejando como una merma. Llama la atención, estamos revisando información de meses pasados de estos volúmenes que han interpretado como merma”, acotó.

Asimismo, Cruz indicó que la semana pasada también presentaron una denuncia ante la Policía por supuestos cobros irregulares que se realizaban en esa planta para el ingreso de cisternas. El caso ya está en investigación.

Gasolina

Remarcó que la desaparición del combustible no afectará en nada la distribución de combustible pues la planta sigue operando con normalidad.

“Tenemos informes preliminares que presentarán los siguientes días y se dará estos detalles para cuantificar el daño ocasionado. Hay que sumar la subvención que se maneja, es un daño que afecta la seguridad energética”.

Respecto a los 12 funcionarios aprehendidos, indicó que son los encargados de la recepción, despacho, almacenaje y medición de combustible dentro de las instalaciones de YPFB.

Al respecto, el coronel Raúl Pereira, de la FELCC de Santa Cruz confirmó que existen 13 funcionarios de YPFB aprehendidos y que la investigación está en curso.

“Ayer en horas de la noche representantes del departamento jurídico de YPFB formalizaron una denuncia por robo o hurto de combustible. Primero debemos determinar qué tipo de ilícito es, hurto, robo o afectación directa al Estado. Se realiza la acción directa, se toma entrevistas de campo, la unidad anticorrupción toma conocimiento, son 13 funcionarios operadores y dos administradores”, detalló.

Respecto a dónde habrían llevado el combustible robado, dijo que eso se establecerá durante las investigaciones.

En los últimos días, autoridades de Gobierno informaron sobre la detección de grandes cantidades de combustible desviados para actividades ilegales.