Blinken aseguró que Estados Unidos sigue “intensamente focalizado” en conseguir el regreso de todos los rehenes de Hamas

El Secretario de Estado estadounidense apuntó contra la milicia terrorista por no acatar el alto el fuego y poner fin al proceso que permitió la liberación de más de 100 civiles.

Blinken culpó a Hamas por el fin de la tregua y subrayó que EE.UU sigue “intensamente focalizado” en conseguir el regreso de todos los rehenes (REUTERS)

Fuente: Infobae

 



 

 

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, acusó a Hamas de poner fin de la tregua con Israel tras siete días. “Es importante entender por qué terminó la pausa. Llegó a su fin gracias a Hamas. Hamas incumplió los compromisos que había asumido”, comentó el funcionario en referencia a los ataques de esta madrugada aunque precisó, también, que “incluso antes de que terminara la pausa, cometió un atroz ataque terrorista en Jerusalén, matando a tres personas e hiriendo a otras, incluidos estadounidenses”.

Blinken se refirió, así, al episodio de la víspera en el que dos terroristas armados dispararon desde un vehículo contra civiles en una parada de colectivos en el boulevard Weizmann, matando a una mujer de 24 años, un hombre de 73 y otra mujer de 60.

A su vez, el funcionario dijo que la milicia terrorista palestina “incumplió los compromisos que había asumido en términos de liberar a ciertos rehenes”, como por ejemplo al no proporcionar antes de las 07:00 horas de este viernes la lista con los nombres de los civiles a liberar en esta jornada.

A pesar del fin de la tregua y el restablecimiento de los combates de ambas partes, el estadounidense señaló que su país sigue “intensamente focalizado” en conseguir la salida de Gaza de todos los rehenes, sin importar sus nacionalidades. Washington fue junto con Egipto Qatar un actor clave en las negociaciones entre las partes enfrentadas.

El funcionario continúa con los esfuerzos junto a la comunidad árabe para lograr el restablecimiento del acuerdo (REUTERS)

 

“Seguimos intensamente focalizados en llevar a todo el mundo a casa, en traer de vuelta a los rehenes, algo en lo que también trabajé hoy”, declaró tras mantener una reunión con los ministros de Asuntos Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Jordania y Bahréin, y un representante de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), reunidos en Dubai para la COP28.

“Estamos decididos a hacer todo lo que podamos para reunir a todos [los rehenes] con sus familias, incluso continuar el proceso que ha funcionado durante siete días”, agregó a continuación.

En ese sentido, más temprano la Casa Blanca había anunciado que seguirá presionando para alcanzar una nueva extensión de la tregua que, en la última semana, consiguió el regreso a casa de 110 civiles -mujeres y niños- a cambio de la liberación de 240 palestinos presos en Israel, además de la entrada de cientos de camiones con ayuda humanitaria en el enclave palestino.

En la última semana, el pacto permitió la liberación de 113 rehenes de diversas nacionalidades y edades

 

A Estados Unidos se sumaron otros miembros de la comunidad internacional, como la ONU y Francia, también pidiendo por mayores esfuerzos para retomar la iniciativa.

“La ruptura de la tregua es una mala noticia (…) porque no trae ninguna solución y complica la resolución de todas las cuestiones que surgen”, declaró la ministra de Exteriores de París, Catherine Colonna, mientras que el jefe de derechos humanos de la ONU, Volker Turk, describió el escenario como una “catástrofe, más allá del punto de crisis”.

En medio de gran incertidumbre por la continuidad del alto el fuego, el Ejército de Israel aseguró haber interceptado durante la madrugada un misil lanzado desde la Franja de Gaza contra su territorio. Como respuesta a la agresión, las FDI reanudaron las ofensivas sobre el territorio vecino, alcanzando objetivos y puestos clave de Hamas.

“Desafortunadamente, Hamas decidió poner fin a la pausa al no liberar a todas las mujeres secuestradas” y violar “la pausa operacional”, por lo que “ahora, recibirá la madre de todos los golpes”, prometieron funcionarios de Tel Aviv.

(Con información de AFP)