Brazo robótico con forma de tentáculo de pulpo

En un avance fascinante en el campo de la robótica biomimética, un equipo de ingenieros de la Universidad Beihang y la Universidad Tsinghua en China ha presentado un brazo robótico con forma de tentáculo de pulpo capaz de agarrar, elevar y manipular objetos tanto en tierra como bajo el agua. Este innovador desarrollo se inspira en las asombrosas habilidades de los tentáculos de los pulpos, que han evolucionado para desempeñar diversas tareas, como recoger objetos y maniobrar bajo el agua.

El brazo robotizado se asemeja notablemente a un tentáculo de pulpo real, con la capacidad de cambiar dinámicamente su forma, extendiéndose y retrayéndose según sea necesario. Este mecanismo de agarre implica que el brazo se enrolle alrededor del objeto, emulando el comportamiento de un tentáculo de pulpo cuando se envuelve alrededor de su presa.



Para lograr este comportamiento excepcional, los investigadores utilizaron un método matemático para programar los cinco segmentos del brazo. Estos segmentos, junto con sus componentes internos, forman una red que imita el sistema nervioso de un tentáculo de pulpo. La transmisión de señales eléctricas se realiza mediante cables de metal líquido para garantizar la máxima flexibilidad.

El brazo robotizado está equipado con ventosas y sensores de temperatura en sus extremos. La operación del robot se controla de forma inalámbrica mediante un guante que lleva el operador, quien puede manipular sus movimientos con un simple gesto.

Un aspecto destacado del sistema es su mecanismo de retroalimentación sensorial, que permite al operador sentir lo que toca el brazo robótico a través de las ventosas en sus extremos. Esta información sensorial se transmite al operador mediante pequeñas ventosas incorporadas en el guante. Sorprendentemente, las pruebas han demostrado que este sistema de retroalimentación es lo suficientemente preciso como para permitir al operador localizar y agarrar objetos incluso con los ojos vendados.

El brazo inspirado en el pulpo es igualmente eficaz tanto en entornos húmedos como secos, lo que lo convierte en una herramienta versátil con aplicaciones potenciales en diversas industrias, desde la exploración submarina hasta la fabricación y más allá.

Para qué podría servir

El brazo robótico inspirado en el pulpo tiene un amplio potencial de aplicaciones en diversas industrias y campos. Algunas de las posibles aplicaciones incluyen:

  • Exploración Submarina: Este brazo robótico puede ser utilizado para realizar tareas de exploración y recopilación de datos en entornos submarinos, como la inspección de arrecifes de coral, la recuperación de muestras marinas o la investigación en profundidades oceánicas.
  • Manipulación de Objetos Delicados: Debido a su capacidad de agarre suave y control preciso, el brazo podría ser empleado en la manipulación de objetos frágiles en la industria manufacturera, como la ensambladura de componentes electrónicos delicados.
  • Intervenciones Médicas: En el ámbito médico, este brazo robótico podría ser utilizado en cirugías mínimamente invasivas, permitiendo a los cirujanos realizar procedimientos con mayor precisión y control.
  • Operaciones de Rescate: En situaciones de rescate, el brazo robótico podría ser desplegado para alcanzar lugares de difícil acceso y transportar objetos o personas en entornos peligrosos, como zonas de desastre.
  • Industria del Petróleo y Gas: En aplicaciones offshore, el brazo podría utilizarse para inspeccionar y reparar estructuras submarinas, como plataformas petroleras y gasoductos.
  • Investigación Científica: Los científicos podrían emplear este brazo robótico en investigaciones que requieran la manipulación de muestras en entornos extremos, como la recogida de muestras en la Antártida o en regiones volcánicas activas.
  • Exploración Espacial: En misiones espaciales, el brazo robótico podría ser utilizado para manipular objetos y equipos en el espacio profundo, lo que facilitaría la construcción y el mantenimiento de estaciones espaciales u otras estructuras en el espacio.
  • Industria Pesquera: En la pesca comercial, el brazo robótico podría ayudar en la manipulación y clasificación de capturas, mejorando la eficiencia y reduciendo el desperdicio.
  • Aplicaciones de Entretenimiento: En la industria del entretenimiento, este brazo robótico podría utilizarse para crear efectos especiales impresionantes en películas, parques temáticos o espectáculos en vivo.
  • Educación y Formación: El brazo robótico podría ser una herramienta educativa invaluable para enseñar robótica y programación, permitiendo a estudiantes experimentar y aprender sobre la tecnología de manera práctica.

Estas son solo algunas de las muchas posibles aplicaciones de este innovador brazo robótico inspirado en el pulpo, que muestra un gran potencial para mejorar la eficiencia y la precisión en una variedad de industrias y escenarios.

Imagen: Youtube de Science.org

Fuente: Link