Choquehuanca: “A un líder débil, que tiene odio y sabotea, nadie lo sigue”

El vicepresidente criticó el culto a la personalidad y dijo que los tiempos de crisis son los mejores para generar nuevos liderazgos

Choquehuanca: “A un líder débil, que tiene odio y sabotea, nadie lo sigue”

El vicepresidente David Choquehuanca, en la inauguración de un centro de salud en Coroico. VICEPRESIDENCIA

Fuente: https://correodelsur.com



El vicepresidente David Choquehuanca reprochó la existencia de algunos líderes con culto a la personalidad porque tratan de anular el libre pensamiento de las personas y planteó fortalecer la formación de nuevos líderes fuetes porque a “un líder débil, que tiene odio y sabotea, nadie lo sigue”.

La autoridad participó este sábado del inicio de obra del Centro de Salud con internación Mururata del Municipio de Coroico, donde convocó a luchar para fortalecer los lazos de unidad ante movimientos aislados de desestabilización que se generan en el país.

“No podemos seguir alimentando la división y confrontación entre nosotros, porque el único ganador es la pobreza hermanos. Tenemos que salvar a Bolivia de la división, confrontación, sabotaje, autoritarismo, mentira, engaño y división. Todo eso daña a nuestra Patria”, añadió.

También hizo referencia a que existen algunos “lideres que quieren dividir” y pidió reflexionarlos y ayudarlos para que recuperen la razón, cordura y equilibrio porque “son nuestros hermanos”.

“A un líder débil nadie lo sigue; a un líder que divide, busca venganza, confronta, tiene odio y sabotea, nadie lo sigue”, manifestó a tiempo de hacer referencia a que el pueblo boliviano es una fuente de esperanza, puesto que en su seno se generan nuevos liderazgos.

“Los tiempos de crisis son los mejores tiempos, para generar liderazgos nuevos”, dijo en su discurso. En contrapartida, resaltó que actualmente existen “líderes en los que prevalece el culto a la personalidad”.

Considera que esa actitud significa renunciar al respeto mutuo, porque intenta hacer prevalecer la imposición de lo que piensa el líder. “Todos tienen que pensar como el líder quiere, eso quiere el líder autoritario, persigue el libre pasamiento”, indicó al revindicar el derecho que todos tienen a pensar diferente.

En ese contexto, remarcó que la actual gestión de gobierno está “construyendo hospitales, carretas, escuelas y puentes” porque posee el compromiso latente de luchar por el bienestar de todos las bolivianas y bolivianos.

Explicó que, en 14 años de gobierno, gran parte de los productos de consumo eran traídos del extranjero, lo que actualmente no pasa, según manifestó.

“En 14 años construimos 48 plantas de industrialización, pero en estos dos años se han construido 150 plantas de industrialización con nuestro hermano Luis (Arce)” afirmó al puntualizar que el camino a la industrialización marcha a gran velocidad a la cabeza del presidente Arce.