EEUU acusó a cuatro militares rusos de crímenes de guerra contra un ciudadano estadounidense en Ucrania

Se trata de la primera vez que Washington aplica ese tipo de cargos bajo su jurisdicción. Los hechos tuvieron lugar en abril de 2022, cuando los acusados torturaron y realizaron un simulacro de ejecución

El fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, en una fotografía de archivo. EFE/ Jim Lo Scalzo

El fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, en una fotografía de archivo. EFE/ Jim Lo Scalzo



(Con información de AFP)

Fuente: infobae.com

Estados Unidos acusó el miércoles a cuatro soldados prorrusos de crímenes de guerra por el secuestro y tortura de un ciudadano estadounidense en Ucrania.

El fiscal general Merrick Garland dijo que los cargos contra los cuatro “militares afiliados a Rusia” eran los primeros que se presentaban en virtud de la legislación estadounidense sobre crímenes de guerra.

“A medida que el mundo ha sido testigo de los horrores de la brutal invasión rusa de Ucrania, también lo ha sido el Departamento de Justicia de Estados Unidos”, declaró Garland. “El Departamento de Justicia trabajará todo el tiempo que sea necesario para perseguir la rendición de cuentas y la justicia por la guerra de agresión de Rusia”.

Según el escrito de acusación, dos de los acusados –Suren Seiranovich Mkrtchyan, de 45 años, y Dmitry Budnik– eran oficiales al mando de unidades militares de las “Fuerzas Armadas rusas y/o de la llamada República Popular de Donetsk”.

Los otros dos acusados eran militares de rango inferior, identificados sólo por sus nombres de pila: Valerii y Nazar.

“Actuando en nombre de las Fuerzas Armadas rusas y de la denominada República Popular de Donetsk, estas cuatro personas presuntamente violaron los derechos humanos de un ciudadano estadounidense”, declaró Katrina Berger, directora ejecutiva adjunta de Investigaciones de Seguridad Nacional.

“Según los cargos, detuvieron y torturaron ilegalmente al ciudadano estadounidense, e incluso llegaron a realizar un simulacro de ejecución”, dijo Berger.

El Departamento de Justicia dijo que Mkrtchyan y los otros soldados secuestraron al ciudadano estadounidense, que no fue identificado, en abril de 2022 en su casa de la aldea de Mylove, en la región de Kherson, en el sur de Ucrania, y lo retuvieron durante al menos 10 días.

“Mkrtchyan, Valerii, Nazar y otros supuestamente tiraron a la víctima boca abajo al suelo mientras estaba desnudo, le ataron las manos a la espalda, le apuntaron a la cabeza con una pistola y le golpearon severamente”, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

En un momento dado, Budnik amenazó con matar a la víctima y le pidió que dijera sus últimas palabras.

“Poco después, Nazar y otros presuntamente llevaron a cabo un simulacro de ejecución”, añade el comunicado. “Presuntamente obligaron a la víctima a tirarse al suelo, le pusieron una pistola en la nuca, luego movieron ligeramente la pistola y dispararon una bala justo al lado de la cabeza de la víctima”.

Los cuatro están acusados de tres crímenes de guerraencierro ilegal, tortura y trato inhumano– y de un cargo de conspiración para cometer crímenes de guerra.

Si son detenidos y condenados, se enfrentan a una pena máxima de cadena perpetua.