Ganaderos, en alerta por nuevos cobros

Escenario. La Gobernación cruceña busca ingresos por faeneo y venta de reses

Las asociaciones de ganaderos de las provincias cruceñas rechazan la nueva tasa de pago
Las asociaciones de ganaderos de las provincias cruceñas rechazan la nueva tasa de pago

Fuente: El Deber

Los ganaderos de Santa Cruz se encuentran en emergencia. Un cobro de Bs 10 por servicios de faeneado y de comercialización, determinada por la Gobernación de Santa Cruz, es el problema.

Rubén Castedo, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), indicó que se ven sorprendidos por este intento de cobro que estará vigente a partir del lunes 4 de diciembre.



Castedo recordó que, durante la gestión del gobernador Rubén Costas, se intentó implementar la medida, pero fue frenada, pues se hizo conocer que los productores la rechazaban debido a que encarecía sus costos de producción.

El titular de Fegasacruz, precisó que el 19 de julio de 2022, se remitió una nota a la Gobernación donde se adjuntó un acta de una asamblea en la que se rechazaba las leyes departamentales 54 y 210 y su Decreto Reglamentario 363.

A tiempo de ampliar que el 30 de noviembre de 2023 se remitió una nota a la Gobernación reiterando el rechazo a estas normas y solicitando su abrogación, “para trabajar en base a un nuevo proyecto de estructura sanitaria bajo los conceptos de la unión público-privada con la participación del Senasag, la Gobernación cruceña y Fegasacruz”, remarcó Castedo.

El ganadero subrayó que, en Santa Cruz, anualmente se faenan 750.000 cabezas y diariamente se comercializan 2.000 reses y advirtió que este cobro que pretende realizar la Gobernación, en caso de llegar a implementarse, repercutirá negativamente en toda la cadena productiva de la carne.

Sobre el tema, la Gobernación cruceña explicó que la Ley 210, fue promulgada por exgobernador Rubén Costas, en donde se determina el cobro de Bs 10 bolivianos por cabeza faeneada y comercializada en Santa Cruz y que su puesta en vigencia es un procedimiento legal y administrativo, que se debe cumplir.

El sector ganadero analizará el tema y las medidas a tomar.

Fuente: El Deber