Gobernación cruceña argumenta que tasa de Bs 10 por res faeneada obedece a una ley de la anterior gestión; la recaudación refuerza la seguridad sanitaria

Landívar: “Llamamos al diálogo a los señores de Fegasacruz y, como siempre, las puertas de la Gobernación han estado abiertas, y seguirán abiertas para que podamos conversar”.

Fuente: Gobernación de Santa Cruz

La Gobernación cruceña, por intermedio de la Secretaría de Desarrollo Económico, responde a la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) con respecto al rechazo de la institución sobre la aplicación de la tasa de cobro de Bs 10 por cabeza de res faeneada y comercializada dentro del territorio del departamento de Santa Cruz.



Argumenta que obedece a la ley departamental 210 promulgada en la anterior gestión del ente departamental, y en esta administración se elaboró su respectiva reglamentación, además que esta medida ha sido consensuada con el sector.

Previamente, el secretario de Desarrollo Económico, Edgar Landivar, hizo un resumen de que en 2012 se crea el Servicio Departamental Agropecuario (Sedacruz) a través de la una ley que estipula la aplicación de tasas para el sustento del mismo.

Con respecto a dicha tasa de Bs 10, esta es utilizada en los controles de monitoreo sanitario en función de que el gobierno central levantó la vacunación obligatoria contra la fiebre aftosa, por lo tanto, la Gobernación tiene que mejorar el control sanitario.

Es así que mediante el Sedacruz se cumple con la Ley 210 de cobrar Bs 10 por cabeza faeneada y comercializada, la cual es reglamentada con el decreto 363 de 2021, que fue consensuado con Fegasacruz, en base a una unión público – privada con el ente departamental.

Este mismo reglamento crea la “Mesa de coordinación departamental de sanidad animal” con la participación del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, y de la parte privada, representada por el sector gremial de los ganaderos, mientras que podrán asistir a las reuniones de la misma los representantes del Senasag y de frigoríficos.

Y dentro de sus atribuciones, la norma contempla la generación un fondo para el tema de la fiebre aftosa a través del monto recaudado de dicha tasa de faeneo, para brindar seguridad alimentaria a todo el hato ganadero del departamento.

“Queremos dejar tácitamente establecido: la coordinación, la comunicación ha existido y existirá siempre porque es un mandato de nuestro gobernador Luis Fernando Camacho, el poder sentarnos a conciliar (…), lo que sí no podemos hacer es incumplir las normas, y la norma 210 establece que tenemos que cobrar esta tasa de Bs 10”, explicó Landivar, con referencia al pronunciamiento de Fesagacruz que se opone a este cobro.

Es más, la autoridad departamental dejó en claro que la Gobernación lo que quiere es que el sector aumente el volumen de exportación de carne, ahora que ya está liberada la vacunación obligatoria contra la fiebre aftosa por parte del Senasag.

“Llamamos al diálogo a los señores de Fegasacruz y, como siempre, las puertas de la Gobernación han estado abiertas, y seguirán abiertas para que podamos conversar”, acotó.