La falta de carburantes frena las tareas agrícolas y de construcción en Tarija

La Cadeco reportó dificultades para comprar combustible para la maquinaria pesada que realiza tareas de mantenimiento de caminos. Los campesinos pierden mediodía haciendo filas para comprar diésel.

La falta de carburantes frena las tareas agrícolas y de construcción

Personas comprando combustible en botellas en Tarija

Fuente: https://elpais.bo



Las largas filas para obtener diésel y gasolina han empezado a repercutir en otros sectores. Productores agrícolas de la Región Autónoma del Chaco advierten que la falta de carburantes ha ralentizado esta actividad, más ahora cuando están en temporada de siembra de maíz. Una situación similar ha reportado la Cámara Departamental de la Construcción (Cadeco), que reporta que las empresas han tenido dificultad para acceder a carburantes para el funcionamiento de su maquinaria pesada.

El mismo alcalde de Tarija, Johnny Torres, ha advertido que este racionamiento de los carburantes ha dificultado dar continuidad a proyectos camineros en la provincia Cercado.

La Cadeco

El presidente de la Cadeco, Rolando Surriable, detalló que en estos días se ha tornado difícil poder conseguir el carburante para las actividades de la construcción, lo que está dificultando el normal desempeño de las tareas.

Tiempo Campesinos señalan que pierden mediodía comprando combustible para hacer funcionar sus tractores

“Hemos recibido llamadas de algunos empresarios de la construcción que no están pudiendo conseguir fácilmente los carburantes y ver cómo solucionar este tema, que en este momento puede afectar sustancialmente las tareas, como el mantenimiento de caminos, por ejemplo”, mencionó.

Surriable manifestó que varias de las empresas constructoras tienen los respectivos permisos otorgados por Sustancias Controladas, pero que el hecho de ponerle un cupo también les significa tener que abastecerse frecuentemente, sumado a esto las filas que se deben realizar.

“La próxima semana tenemos una reunión con todas las Cadecos a nivel nacional, ahí seguramente vamos a analizar este tema, y tener un panorama más claro de lo que está pasando en los otros departamentos y ver de hacer las representaciones ante el nivel central”, dijo.

Sector agrícola

El exdirigente campesino y productor agrícola del municipio de Yacuiba, René Rollano, señaló que existe mucha dificultad para poder acceder a los carburantes, ya que se tienen que hacer largas filas para abastecerse de diésel.

LEA TAMBIÉN: Cuestionan la falta de control al desvío ilegal del combustible

“Aquí en Yacuiba nos venden recién a partir de las 10 de la mañana, no es como antes, que uno madrugaba y a eso de las 6 de la mañana ya compraba el diésel y se iba al campo a trabajar, ahora nos tenemos que perjudicar casi medio día y solamente nos venden 50 litros, que solo alcanza para unas 3 hectáreas”, reclamó.

Rollano cuestionó el trabajo que desempeña Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), por negarse a aceptar que existe escasez y asegurar que la provisión de carburantes es “normal”, cuando la realidad es distinta.

“Esto va a perjudicar la economía de la región, porque no nos está permitiendo desarrollar nuestras tareas agrícolas como lo hacíamos antes”, expuso Rollano, a tiempo de observar que el monopolio de YPFB y la ANH ni siquiera permite a los empresarios poder importar carburantes para paliar esta escasez.

El dirigente de la Federación de Campesinos de Bermejo, Hugo Hoyos, señaló que en ese municipio de momento no se ha sentido el desabastecimiento del combustible, justamente porque la actividad agrícola está en temporada de cosecha u otros en crecimiento, pero que en unas semanas más ya se procederá nuevamente con la siembra de algunos productos. Avizoró que si no se normaliza la venta de carburantes, probablemente haya una escasez.

Las filas por combustible continúan

A pesar que la gerencia distrital de YPFB en Tarija aseguró que la dotación de carburantes a las estaciones de servicio ha sido totalmente normal, a lo largo de la semana el sector del autotransporte ha tenido que realizar largas filas para poder abastecerse diésel y gasolina.

Desde YPFB han atribuido este fenómeno a una corriente de “especulación” que se está gestando a nivel nacional, negando que haya desabastecimiento.