Marset, la ‘Reina’, ‘Irak’ y Gueta; capos de la mafia operan en Bolivia

Conectados con mafias europeas, africanas y del Medio Oriente, al menos diez bandas criminales envían a sus capos a Bolivia para que comercialicen cocaína refinada en diversos puntos del planeta.

Marset, la ‘Reina’, ‘Irak’ y Gueta; capos de la mafia operan en Bolivia
Un grupo de narcotraficantes armados.

Fuente: El Diario

Sebastián Marset, uno de los hombres más buscados en América del Sur; la peruana ‘Reina’ Gozme La Fuente, distribuidora de cocaína del Vraem a Bolivia; Igor ‘Irak’, uno de los líderes del cártel Primer Comando de la Capital (Pcc) de Brasil, y Héctor Gueta Carrillo, capo del Cártel de Sinaloa; son solo algunos de los líderes narcos de bandas criminales que comercializan drogas en territorio boliviano, refinan cocaína y la distribuyen a países de los cinco continentes

Atraídos por las beneficiosas conexiones con organizaciones criminales de otros países, la cómoda expansión, lo fácil que es traficar drogas y obtener una doble identidad con certificados y cédulas bolivianas, para no ser identificados por la Policía, jefes de mafias instalan, desde hace varios, años sus bases de operaciones en Bolivia.



‘Irak’ y el Pcc

Acusado de ser el sicario de 20 personas y, como líder del cártel Pcc en el Estado de Mato Grosso, expandir su cártel, traficar drogas y armas en su país, el brasileño Igor ‘Irak’ Oliveira de Campos, de 27 años de edad, fue expulsado esta semana de territorio boliviano por decisión judicial y entregado a la Policía Federal brasileña bajo fuerte resguardo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn).

El medio brasileño de noticias RDNews informó sobre una investigación que la Policía Civil realizó, en julio pasado, en la que determinó que ‘Irak’ (que manejaba la identidad falsa de Caio Oderilson Da Silva Duarte) ejercía el mando estatal del Pcc, controlaba el tráfico de armas en la frontera boliviana, supervisaba a dos líderes del cartel en Mirassol d’Oeste y tenía conexiones desde Bolivia hasta Europa y África.

La narco ‘Reina’ peruana

Hace una semana, Reyna Violeta Gozme La Fuente (43), conocida en Perú como la ‘Reina’ del narcotráfico, fue detenida por la policía en Paraguay, mientras intentaba cruzar ese territorio con una falsa cédula de identidad boliviana a nombre de Norma Claros Torrico

“La mujer se movía entre Bolivia, Brasil y Paraguay para coordinar el envío de cargamentos de drogas desde (…) territorio peruano (Vraem)”, informó el Servicio Nacional Antidroga (Senad) de Paraguay.

Según El Comercio, en la Dirección Antidrogas de Perú, el 50% de la cocaína que sale de ese país cada año son traficados por vía aérea, y de estas, el 95% van a Bolivia.

Gueta y el Cártel de Sinaloa

Bajo un fuerte resguardo de la Felcn, el mexicano Héctor René Gueta Carrillo, hombre fuerte del Cártel de Sinaloa, fue entregado, hace dos días, a las autoridades del Perú en la población fronteriza del Desaguadero.

Gueta es considerado en su país como un narco altamente peligroso por traficar con fentanilo (potente fármaco sintético que alivia el dolor) y establecer conexiones con organizaciones criminales de otros países, por lo que ha sido investigado, incluso, por las fuerzas policiales de Estados Unidos, según reporte de BNN Breaking.

El jaque de Marset a la Policía

El narcotraficante uruguayo, Sebastián Marset, tejió una red intercontinental de personas implicadas en el tráfico de cocaína, lavado de dinero y asesinatos de reconocidos personajes, mientras eludía la persecución de las autoridades en Dubái, Paraguay y Bolivia, señala el medio de investigación Insight Crime.

En reciente entrevista con Canal 4 de Uruguay, Marset ratificó que le “avisaron” del operativo en el que la Policía iba a capturarlo, el 29 de julio en Santa Cruz. En un video anterior, Marsete afirmó que el jefe de la Felcn, Ismael Villca, le advirtió sobre su captura porque lo sobornó. “Y bueno, agarró una platita y me aviso que me fuera”.

Marset está prófugo desde el 29 de julio, cuando logró huir con su esposa Gianina García Troche y sus hijos.

Fuente: El Diario