Mesa y Camacho advierten un retroceso en el respeto a los derechos humanos

Este 10 de diciembre se conmemora en el Día Internacional de los Derechos Humanos y las figuras de la oposición ven que no hay un acceso pleno a los derechos reconocidos en CPE

Los líderes opositores enviaron mensajes por separado a la población

Fuente: Unitel



El expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlo Mesa, y el gobernador cruceño Luis Fernando Camacho lanzaron mensajes por separado este domingo, pero coincidiendo en que en Bolivia existe un retroceso y falta de voluntad política en el respeto a los derechos humanos.

Ambas figuras de la oposición se refirieron a este tema en una jornada en la que se conmemora en el Día Internacional de los Derechos Humanos.

“Mientras la Constitución Política del Estado (CPE) aumentó los derechos reconocidos, en los hechos Bolivia ha retrocedido en su cumplimiento real y su acceso pleno”, sostuvo Mesa a través de una publicación en sus redes sociales.

El líder de CC contempló que hay persecución y presos políticos, jueces y fiscales al servicio del gobierno, libertad de prensa amenazada, pueblos indígenas en extinción y violencia contra mujeres y niños son el resultado de un abandono progresivo del compromiso del Estado y una falta de voluntad política para que los derechos humanos se respeten y se cumplan.

Desde el penal de Chonchocoro, el gobernador cruceño envió un mensaje a la población en el que resaltó la lucha por la defensa y protección de los derechos humanos en el país, pese a la violación que se generan de los mismos a escala nacional, según un boletín de la Gobernación cruceña.

“Si bien en estos momentos no puedo acompañarlos de forma física, precisamente porque mis derechos humanos vienen siendo violados de forma constante y sistemática por el Gobierno masista, los acompaño con el corazón y la convicción de seguir luchando para que nadie más en nuestro país sufra la violación de sus derechos fundamentales”, expresó.

Camacho concluyó exhortando a la población a trabajar para seguir defendiendo los derechos humanos y protegiendo la madre tierra, el agua, los bosques, la cultura y la fe.