Múltiples sectores rechazan proyecto de ley de jubilación obligatoria a los 65 años

Según la vocera del Fesirmes, Ruth Aguilera, “un médico recién a los 60 años comienza a ganar con experiencia, luego de haber estudiado 44 años con especialidad”.

La Cámara de Diputados. FOTO: APG
La Cámara de Diputados. FOTO: APG

Fuente: Red Uno

 



 

Santa Cruz, Bolivia.-

En una muestra de descontento, diversos sectores de la sociedad boliviana, entre ellos médicos, maestros, docentes universitarios y algunos parlamentarios, rechazan el proyecto de ley que propone la jubilación obligatoria a los 65 años. Esta polémica propuesta generó un fuerte malestar, especialmente en el ámbito de la salud y la educación.

El sector salud, encabezado por la vocera del Fesirmes, Ruth Aguilera, argumentó que obligar a los profesionales médicos a jubilarse a los 65 años atenta contra la salud de la población. Aguilera destaca que un médico, después de formarse en su carrera durante 44 años y obtener experiencia, comienzan a ser verdaderamente productivos, y eso es a partir de los 60 años. En respuesta a esta medida, los médicos confirmaron un paro en Santa Cruz de 24 horas para el viernes 8 de diciembre, con la amenaza de medidas escalonadas en las semanas siguientes con el objetivo de eliminar el proyecto de ley.

Para Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, el proyecto de Ley 035 obliga a los médicos a jubilarse a los 45 años, vulnerando sus derechos y discriminando a los galenos.

A su turno, el secretario de prensa de la Federación de Sindicatos de ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes), Raúl Hevia, subrayó la dificultad de la carrera médica, que inicia a los 35 años, y critica la propuesta de jubilación a los 65 años, cuando los profesionales alcanzan la cúspide de su conocimiento y experiencia.

Por su parte, los maestros urbanos también expresaron su rechazo al proyecto, sin descartar tomar medidas adicionales para evitar su aprobación. Osmar Cabrera, ejecutivo de maestros urbanos de Santa Cruz, anunciaron la disposición de salir a las calles en conjunto con el sector médico si persiste la intención de imponer la jubilación obligatoria a los 65 años.

El rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, anunció movilizaciones en contra del proyecto de ley de jubilación obligatoria a los 65 años. Además, declaró que asistirán a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para rechazar esta propuesta, y pidió a los asambleístas que no aprueben este proyecto.

En el ámbito político, algunos parlamentarios instaron al Gobierno nacional a socializar el proyecto con diversos sectores antes de su aprobación. La asambleísta departamental de Creemos, Paola Aguirre, acusa al Gobierno de desesperación y falta de recursos económicos, mientras que el senador William Torrez (MAS) sostiene que la propuesta es imprudente y que se debe debatir para encontrar la mejor solución posible.

Por su lado, la diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Ninoska Morales, plantea “la necesidad de reflexionar dentro de la comisión de la Cámara de Diputados para analizar y ver que la edad no se suba, se mantenga”.