Paniagua indica que las denuncias en su contra buscaban eliminar a Fabol

El secretario general de la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia (Fabol), David Paniagua, en entrevista con Los Tiempos, contó su verdad y las razones por las que dejó el país y buscó refugio en Brasil, desde donde continuará su defensa, además de denunciar un intento de eliminar al gremio sindical. 

Fuente: lostiempos.com

Paniagua fue acusado por estafa, por Stéfano Ferrufino, hijo del fallecido técnico Marcos Ferrufino, de apropiarse de 40 mil dólares que supuestamente fueron desembolsados por los clubes Sport Boys y San José a favor de Ferrufino a las cuentas de Fabol, pero que nunca llegaron al entrenador. A esta denuncia se sumaron otras como la de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) por enriquecimiento ilícito.



Con esta denuncia, Paniagua fue detenido en Santa Cruz el 30 de enero de este año y trasladado a La Paz, para que el 1 de febrero sea enviado a la cárcel de San Pedro con detención preventiva, donde estuvo ocho meses y 17 días recluido.

Paniagua aseguró que la demanda a su persona tenía dos objetivos. “Primero, suponían que al detenerme iban a aparecer como hongos futbolistas, entrenadores que supuestamente no cobraron y así llevarme a juicio y tenerme en prisión varios años. Lo que querían era terminarme en lo personal. Segundo, apostaban que la gente de Fabol iba a atemorizarse, que iba a retirarse, creían que Fabol ahí iba a terminar su ciclo”, manifestó.

Sin embargo, durante todo este tiempo no hubo ningún jugador o entrenador que se sumó a la demanda. “Después de casi nueve meses, ni un solo futbolista ni técnico se sumó. No consiguieron a nadie para que se adhiera a esa falsa denuncia. Si algo positivo salió de todo esto fue que, si alguien tenía dudas de Fabol, quedó claro que nosotros no agarramos ni un solo centavo, porque nos auditaron hasta los tuétanos y no encontraron nada”, dijo.

Paniagua, además de ratificarse en su denuncia de que nunca se le respetó el derecho al debido proceso y que todo fue armado por la FBF, dio a conocer algunos detalles sobre cómo se generó el acuerdo entre la FBF y Fabol, que le permitió dejar San Pedro y ser trasladado a su domicilio en Santa Cruz.

“Al no poder comprobar ninguna de sus acusaciones y que ni un solo jugador o entrenador se sumó a la denuncia, no les quedó otra (opción) que llegar a acuerdos. Ellos se comprometieron a hacer los desistimientos para terminar con esta farsa y obtenga mi libertad irrestricta. Pero cuando Fabol se trasladó a La Paz, la gente de la Federación cambió totalmente: ya no había desistimiento, no había libertad irrestricta, me hicieron firmar un convenio totalmente abusivo (…) para tener una salida alternativa, pero que estaba sujeta a un montón de imposiciones”, dijo Paniagua.

En el proceso de Ferrufino, según cuenta Paniagua, se firmó un desistimiento “previo pago de 25 mil dólares. Nos obligaron a recibir una plata de la propia federación, para que parezca que nosotros le pagamos al señor Ferrufino. Se arregló todo, pero, de manera incomprensible, después de que el fiscal en su requerimiento conclusivo pidió al juez que homologue el acuerdo conciliatorio, que ya no había nada por investigar y dé por extinguida la acción penal, el abogado de ellos se opone porque no habían sido todavía resarcidos en daños y perjuicios, pidió una auditoría y el juez no tuvo mejor idea que rechazar el requerimiento conclusivo”.

Con esta decisión del juez, Paniagua aseguró que se confirma la “influencia de esa gente (FBF), porque la intencionalidad de ellos era clara: no pensaban soltarme nunca. Prueba de ello es que aparece una tercera demanda (…) que la fiscal debió rechazar, pero me hizo otra imputación”.

El secretario general de Fabol aseveró que el acuerdo con la FBF sólo pretendía ser un mecanismo de chantaje a Fabol para que no presione más con sus exigencias.

“Una de las imposiciones que tuvo que firmar Erwin Romero (secretario ejecutivo Fabol) decía que se comprometían a no realizar paros ni reclamos, y Romero tuvo que firmar, porque si no esta entrevista la estaría dando todavía desde San Pedro (…). La amenaza era que con mi libertad”, contó Paniagua.

“Entonces qué seguridad podía tener yo, me querían tener encerrado 24 horas. Además, no podía hacer declaraciones, no podía acercarme a Fabol, prácticamente me estaban cortando los pies, las manos, todo, y encima querían seguir atentando contra mi vida, porque pese a que ganamos una acción de libertad para trasladar el caso a Santa Cruz, ellos presentan otra acción para mantener el proceso en El Alto, porque ellos controlan jueces y fiscales en El Alto”, denunció Paniagua y explicó que el informe médico indicaba que al ser una persona con hipertensión y de la tercera edad no podía permanecer en La Paz.

“Es por todo ello que decidí, junto a mi familia y abogados, trasladarme a Brasil para resguardar mi libertad y principalmente mi vida”, manifestó.

También indicó que, si bien llegó a Brasil solicitando refugio, las autoridades del vecino país le otorgaron una residencia temporal por dos años y, en caso de que no logre solucionar su situación jurídica en Bolivia, podrán otorgarle una residencia permanente.

La denuncia tenía dos objetivos

David Paniagua, secretario general de Fabol, sostuvo que el acuerdo entre FBF y Fabol, en el que una de las condiciones era su salida del cargo de secretario general y la de Luis Caballero como asesor legal, quedó nulo, porque la FBF incumplió su compromiso. Por lo tanto, continuarán en sus puestos hasta que finalicen el mandato.

Entre sus tareas más inmediatas está gestionar que el Estado intervenga al fútbol profesional para la FBF haga cumplir la aplicación de las licencias de clubes y así evitar la crisis económica que afecta a varios equipos.

Entre el 19 y 20 de diciembre, los jugadores tendrán una asamblea para definir las medidas que tomarán para obligar a los clubes que cumplan con el pago de sueldos adeudados.

Lo más seguro es que los torneos de la gestión 2024 no empiecen con normalidad, ya que son varios los clubes que mantienen deudas con sus equipos.

Cronología

30 de enero en Santa Cruz

David Paniagua fue detenido en Santa Cruz y trasladado a El Alto. La detención se dio —según sus abogados— sin notificación previa ni aviso previo.

1 de febrero en La Paz

El juez Héctor Quilla, del Juzgado de Instrucción en lo Penal de La Paz, determinó enviar a David Paniagua a la cárcel San Pedro, con detención preventiva mientras dure el proceso.

26 de julio se firma acuerdo FBF-Fabol

Fabol y la FBF anunciaron que llegaron a un acuerdo conciliatorio para permitir la salida de David Paniagua de la cárcel de San Pedro.

23 de noviembre, Paniagua se va a Brasil

Fabol dio a conocer una nota en la que David Paniagua determinó irse a Brasil, ya que consideraba que no tenía las garantías en la justicia boliviana. No volverá hasta que todo acabe.