Persecución en Rusia: la policía llevó a cabo redadas en varias discotecas LGBT de Moscú

En los operativos, los efectivos pidieron los documentos de identidad a los presentes. El Tribunal Supremo prohibió el pasado jueves el movimiento LGBT, que consideró “extremista”

La policía rusa llevó a cabo redadas en varios clubes LGBT de Moscú

(Con información de EFE)



Fuente: infobae.com

La policía de Moscú llevó a cabo varias redadas en discotecas LGBT de la capital rusa en la noche del viernes y la madrugada del sábado, según informaron medios locales.

Las redadas se llevan a cabo en Moscú desde las 22:00 horas (19:00 GMT)” del viernes, indicó el canal de Telegram Ostorozhno Moskva (Cuidado Moscú).

Según el canal, los policías llegaron a estas instalaciones y pidieron los documentos de identidad a los presentes.

Tras fotografiar los documentos, la policía dejó ir a las personas que estaban en los clubes.

Además, según testigos citados por Ostorozhno Moskva, los efectivos irrumpieron en varias saunas con la excusa de que buscaban drogas.

Todo se lleva a cabo bajo la excusa de una redada habitual contra las drogas. No se detectaron violaciones, pero le echaron a perder el descanso a la gente. En la sauna se comportaron de un modo irrespetuoso, obligaron a la gente a acostarse boca abajo en el piso”, indicó el medio.

Según el medio Sota, la policía irrumpió en tres locales en el centro de Moscú, también con la excusa de una operación antidrogas.

Las redadas de la policía en discotecas LGBT

Las redadas de la policía en discotecas LGBT

En medio de la fiesta pararon la música y la policía irrumpió en los salones. En la fiesta había también ciudadanos extranjeros. En la salida fotografiaban los pasaportes sin permiso. Se trata de un esquema trillado, así cerraron clubes semejantes en San Petersburgo”, comentó un testigo citado por Sota.

El Tribunal Supremo prohibió el pasado jueves el movimiento LGBT, que consideró “extremista”, fallo que ha desatado una ola de indignación entre las minorías sexuales.

La medida prohíbe tanto la propaganda y la publicidad LGBT, como “el generar interés y animar a integrar las filas” de dicho movimiento.

Activistas homosexuales y juristas replicaron que, según la Constitución, Rusia es un Estado laico y acusan al Kremlin de querer “controlar” las conciencias de los rusos, al tiempo que inculcan “los valores familiares ‘tradicionales’, supuestamente incompatibles con las actividades de dicho movimiento”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, decidido a convertir a su país en una reserva moral frente al relativismo occidental, aseguró recientemente que los homosexuales “también son parte de la sociedad”, pero criticó la obsesión con la igualdad de las minorías sexuales.