Qué reveló la comunicación no verbal de Javier Milei en su primer día como Presidente

Desde su arribo al Congreso para asumir las riendas del país, seguido por su discurso e incluso sus primeros momentos tras la investidura, dos expertos analizaron los gestos y expresiones como Primer Mandatario

Desde que dejó el Hotel el Libertador hasta su camino hacia Casa Rosada como Presidente, Javier Milei quedó bajo la lupa de los expertos (Adrián Escandar)Desde que dejó el Hotel el Libertador hasta su camino hacia Casa Rosada como Presidente, Javier Milei quedó bajo la lupa de los expertos (Adrián Escandar)

Fuente: infobae.com



Este 10 de diciembre, Javier Milei asumió como Presidente de la Nación. Sin embargo, más allá de sus palabras en el Congreso, el ahora primer mandatario también brindó mensajes mediante sus gestos, expresiones faciales y posturas. De esto se trata la comunicación no verbal, en la cual expertos consultados por Infobae analizan cómo sus expresiones complementan, refuerzan y hasta contradicen el mensaje verbal, además de revelar emociones, actitudes e intenciones.

Para conocer estos aspectos, Infobae consultó a Santiago Chemes, licenciado en psicología, director de PNL Palermo, Trainer en PNL (programación neurolingüística) avalado por The Society of NLP, FACS Coder (Facial Action Coding System), Paul Ekman group y profesor de Psicología en Universidad de Buenos Aires; y a Daniel Zazzini, asesor y coach de equipos de comunicación y lenguaje corporal, con diplomaturas en Comunicación No Verbal y comunicación política por la Universidad Austral.

Momentos antes de subirse al auto que lo llevaría al Congreso
Momentos antes de subirse al auto que lo llevaría al Congreso

Camino al Congreso

“Salió Milei en un Volkswagen y apenas abandonó del Hotel se golpeó el pecho, tocándose el corazón y levantando el brazo, es decir que los lleva en el corazón y lo acompaña su hermana Karina”, describió Chemes al analizar la salida del ahora Presidente hacia el Congreso. “El contexto donde está la vigilia de seguidores del Congreso, está llena de camisetas de Argentina, hay camisetas de la selección pero de Sergio Agüero y Lionel Messi, en contraposición de Diego Maradona que siempre se lo asoció al Peronismo. No hay tantas banderas partidarias, salvo algunas que veo de Libertarios, pero mayoría y predominancia de banderas Argentinas”, agregó el experto.

Además, Chemes indicó que al momento de ingresar al Congreso y la firma de Milei y Villarruel, Cristina aparece con “una sonrisita como diciendo que no tienen experiencia. Hace una sonrisita cómplice. Es un sonreírse a sí misma, básicamente. Después Cristina se tambalea de un lado hacia otro. Eso es un signo de incomodidad, el tambalearse de un lado hacia el otro y se pone las manos en los bolsillos cuando estaba jurando Milei y cuando estaba jurando Villarruel. Son signos de incomodidad. Cuando se va Cristina saluda solo a Milei y no la saluda a la vicepresidenta Villarruel”, remarcó.

Durante el traspaso de mando y la jura como Presidente

El momento del traspaso de mando fue analizado por los expertos a Infobae (Maximiliano Luna)El momento del traspaso de mando fue analizado por los expertos a Infobae (Maximiliano Luna)

Tras arribar al Congreso, Milei fue protagonista del traspaso de mando para asumir como Presidente, Chemes indicó que “cuando Milei saludó a Victoria Villarruel fue un saludo sentido, pero cuando Cristina lo saludó se dio vuelta y se fue”.

En tanto, Zazzini, al analizar el momento del juramento, destacó: “En el juramento, se nota la incomodidad de Cristina. Las manos en los bolsillos muestran la negatividad que está experimentando, una forma de canalizar la negatividad, los nervios y la baja autoestima es escondiendo las manos en los bolsillo. Y el balanceo mientras habla el Presidente, también es una muestra de ansiedad y de querer ‘apurar el paso’ para salir de la situación”.

Cristina Fernández de Kirchner, con sus manos en los bolsillos y su sonrisa cómplice, muestra una mezcla de incomodidad y astucia política durante la jura de Milei(Maximiliano Luna)
Cristina Fernández de Kirchner, con sus manos en los bolsillos y su sonrisa cómplice, muestra una mezcla de incomodidad y astucia política durante la jura de Milei (Maximiliano Luna)

Mientras que al analizar el comportamiento de Alberto Fernández, Zazzini destacó: “De Alberto se puede destacar solo el apuro por terminar la situación, no esperó a darle la mano después de entregar el mando. Apenas le tocó el brazo a Milei y salió rápido de la escena”. Y Chemes agregó: “Alberto lo saludó a Milei por el antebrazo, sonríe, con un saludo corto, lo palmea y se va. Entre Alberto y CFK no hubo sintonía tampoco, Alberto entró, le entregó el mando, lo saluda y se va”.

“En un momento a Milei le aparecen algunos gestos nerviosos, más que nada en la parte de la boca, que estira un poco hacia los costados. Estos gestos son involuntarios que tiene. Después, levanta mucho las cejas, como en sorpresa, o como que se sorprende de algo cuando lo saluda alguien o cuando ve a alguien”, precisó Chemes.

Javier Milei, asumiendo la presidencia, muestra gestos de cercanía y confianza, reflejando su conexión con el pueblo(AP Photo/Gustavo Garello)
Javier Milei, asumiendo la presidencia, muestra gestos de cercanía y confianza, reflejando su conexión con el pueblo (AP Photo/Gustavo Garello)

El primer discurso como Presidente

“En el discurso fuera del Congreso, juega la percepción. La política toma este gesto como un desplante; la gente, como alguien cercano que responde ante ellos”, explicó Zazzini. Al tiempo que Chemes detalló: “Que hable afuera puede ser, por un lado, porque sigue el modelo norteamericano, que hablan ante el público y por el otro puede estar hablando fuera del Congreso, porque tiene mucho de fútbol y recordando que los campeones del mundo en 2022, al ganar la copa, iban a festejar fuera de las instituciones del país, esta es una forma de hacer lo mismo”.

Sin embargo, estas afirmaciones no fueron las únicas, ya que Chemes resaltó que este comportamiento puede reflejar otros puntos: “Sabe que su poder no está en el Congreso sino en la gente que lo votó, porque no tiene muchos legisladores en el Congreso. Por último, pero es más extremista, hace esto porque quizá no confía en el Congreso y lo ve como una casta”. “Pero es muy extremista. A mi entender es más el modelo estadounidense”, dijo el experto.

El comportamiento de Milei al hablar ante la gente que estaba frente al Congreso
El comportamiento de Milei al hablar ante la gente que estaba frente al Congreso

En tanto, en lo que se refiere a su palabra tras la investidura, Zazzini analizó: “El ‘Hola a todos’ inicial y el cierre clásico muestran que mantiene la personalidad que lo llevó a la presidencia, más allá de que acertadamente, se maneja con el tono institucional que merece la investidura” y en paralelo señaló: “El discurso fue bien institucional en el tono, manejó bien las pausas, al ser un discurso de ‘rendición de cuentas’ no es esperable una gran amplitud gestual porque no busca emocionar, si no, dar datos. La puesta mantiene el estilo ‘americano’ que se usó la noche post ballotage”.

Asimismo, Chemes agregó: “Enfatizaba cuando hablaba de los ajustes que tenía que hacer y levantaba el tono de la voz, y a veces casi gritaba. Y al final del discurso dijo “Viva La Libertad, Carajo”, su sello, cierra el puño. Eso es un símbolo de fuerza y poder. Además, empezó a cambiar verbalmente: antes era la casta y ahora empezó a ser el sector público. Es decir, que de la casta, el ajuste pasó al sector público”.

La expresión de Milei al acariciar un perro en su camino a Casa Rosada, un gesto que muestra su deseo de mantenerse cercano y accesible al pueblo argentino

Camino a Casa Rosada

Mientras se trasladaba a Casa Rosada, Javier Milei decidió bajarse del auto para acercarse a acariciar un perro. Esta acción también quedó bajo la lupa de los expertos. “Lo que se busca con ese tipo de gestos es mantener la cercanía con la gente y la identidad de ser ‘uno más’”, dijo Zazzini. Mientras que Chemes agregó: “Muestra más cercanía con la gente y se sale del protocolo”.

Milei, sentado en el Sillón de Rivadavia por primera vez, con un gesto involuntario en su rostro, reflejando el peso y la responsabilidad del cargo que asume

Javier Milei se sentó por primera vez en el sillón de Rivadavia

Luego de que se difundieran imágenes de Javier Milei sentándose, por primera vez, en el Sillón de Rivadavia, Chemes analizó: “Cuando se sienta en el sillón presidencial por primera vez tiene un gesto que en el lado izquierdo del rostros, que se le mueve hacia un costado de manera involuntaria. Esos son tics o gestos nerviosos. Posiblemente, eso se debe al estrés”.

Asunción de Javier Milei – sale al balcón de la casa rosada

Javier Milei, con banda y bastón presidencial, cantó desde el balcón

“La canción de ‘El León’ fue una marca de Milei en cada escenario en el que se paró a hablar con sus seguidores durante la campaña. De la misma manera que el “hola a todos” del Congreso, reafirma su identidad, muestra que sigue siendo el mismo, más allá de la institucionalidad con la que tiene que cumplir como presidente. Además, tiene un gesto de apertura antes de hablarle a la gente, ‘ofrecer’ el torso tiene muchas interpretaciones dependiendo del contexto, en general positivas. En este caso responde a una señal de entrega de Milei hacia la gente”, analizó Zazzini.

Y continuó: “El gesto que hace agarrando el pie del micrófono, durante el discurso está dentro de la categoría de gestos ‘adaptadores’, gestos que usamos para canalizar la ansiedad (positiva o negativa), momentos de estrés, por ejemplo, tocando alguna parte de nuestro cuerpo, accesorios u objetos cercanos”.

Por su parte, Chemes indicó: “Él canta muchas veces en sus presentaciones, es como su caballito de batalla. ‘Yo soy el León’, es el tema de La Renga. Es una forma de salirse del protocolo y hablar con su hinchada, porque es futbolero Milei y por eso tiene también un poco de esas cosas. Pero también es rockero, él tocó en una banda de rock, por ende tiene un poco de eso también”.

Noticia en desarrollo