Ven que Bolivia jugará un rol estratégico en la región al convertirse en país bisagra entre la CAN y el Mercosur

Ven que Bolivia jugará un rol estratégico en la región al convertirse en país bisagra entre la CAN y el Mercosur
Foto: Mercosur

La adhesión plena de Bolivia al Mercosur está a un paso de consolidarse y hará de Bolivia un país bisagra entre los bloques Mercosur-CAN y facilitará, en lo particular, el tránsito de personas y el comercio, por lo que es necesario acelerar el proceso de adecuación normativa y de nomenclatura, informó el legislador supraestatal Adolfo Mendoza.

Fuente: ABI

Resta que el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, firme la norma de adhesión boliviana al Mercado Común del Sur (Mercosur), aprobada por el Congreso brasileño, para terminar el proceso iniciado en 2015 y empezar la etapa de materialización de la adhesión, que tiene un interés geopolítico en la región.



Mendoza fue uno de los legisladores supraestatales que trabajó activamente en este proceso, que fue postergado en el gobierno del expresidente de derecha Jair Bolsonaro. Argentina, Uruguay y Paraguay, como miembros del Mercosur, formalizaron la aceptación de Bolivia, y solo restaba el visto bueno de Brasil.

“Es algo geopolíticamente muy importante, especialmente, para Brasil, Uruguay y Paraguay”, afirmó en ATB Radio al explicar que estos países, a través de Bolivia, podrán conectarse con el Pacífico y los mercados asiáticos, principalmente.

No solo eso, Bolivia, al ser parte del bloque andino de la CAN, se convertirá en un país bisagra con el Mercosur, para conjugar intereses y potencialidades.

“Nos permitirá jugar un papel geopolítico distinto con peso muy significativo, independientemente de nuestra pequeña escala económica y de la diferencia en términos de movimiento económico que podamos tener con Brasil y Argentina”, destacó.

Mientras entre los beneficios directos para los ciudadanos estará la facilitación del tránsito de personas y de mercaderías, lo que, a su vez, contribuirá a luchar contra el contrabando y alentar la unificación de esfuerzos público-privados para aprovechar las potencialidades abiertas.

Lo que ahora resta es focalizar esfuerzos en la adecuación de la legislación y nomenclatura boliviana a la del Mercosur, una labor que tomará su tiempo. Mendoza consideró que este desafío debe ser encarado como una política del Estado, al margen de las diferencias políticas.

“Se requiere una agenda legislativa de adecuación que debe trabajarse en el marco del Parlasur, para que aquellas normas que se tienen que aprobar en un plazo máximo de 4 años pueda resolverse en el próximo año, de una manera casi inmediata”, abogó.

El presidente Luis Arce calificó de “hito histórico en la integración latinoamericana” que el Senado de Brasil haya aprobado el ingreso de Bolivia al Mercosur, mientras Lula da Silva saludó este hecho y dio la bienvenida al nuevo socio pleno.

CC

Fuente: ABI