YPFB insiste en que no falta combustible; acusa a redes sociales, especulación y bloqueos de las largas filas en surtidores

Tres casos de irregularidades en un solo mes empañan la gestión de YPFB Logística. La ANH habla de desvío de combustibles al mercado negro

Tanya Imaña Serrano

Filas en surtidores. Foto: Jorge Gutiérrez
Filas en surtidores. Foto: Jorge Gutiérrez

Fuente: El Deber

Como “irregularidades operativas” describió Félix Cruz, gerente de YPFB Logística los tres casos penales que se han suscitado en esa empresa estatal en el último mes. Añadió que se realizan investigaciones y que se han tomado acciones penales, dado que la suya es “una gestión transparente”.



El primer caso que enfrenta YPFB Logística está relacionado con cobros irregulares a las cisternas que llegan de importación. Cruz señaló que tienen pruebas de estas extorsiones, que ya está en conocimiento de la Fiscalía.

El segundo, tiene que ver con la pérdida de 91 mil litros de gasolina en un solo día, en la planta de Palmasola.

“En una fecha. Existe el faltante de este volumen, que es totalmente inexplicable. Porque no se puede atribuir a un tema de merma; porque es un volumen considerable dentro de los movimientos y datos históricos que se tiene dentro de estas instalaciones”, detalló.

Sobre el tercer caso, Cruz manifestó que ocurrió entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

“Se presenta un chofer de cisterna de la estación de servicio de ruta norte, con un documento de orden de despacho alterado, modificado, borrado con radex (corrector), donde pide el retiro de 20 mil L de diésel”, describió Cruz.

Añadió que las instancias legales de YPFB logística ya están en conocimiento y realizaron las denuncias pertinentes. Asimismo, indicó que la cisterna en cuestión se encuentra retenida en instalaciones de YPFB Logística.

Por su lado, el abogado Mario Ballivián indicó que las acciones legales que realizan no son una “persecución laboral, no es una persecución comercial”.

Sobre el caso referido a la ‘desaparición’ de combustible, el abogado manifestó: “El juez ha sido muy objetivo, pero nosotros creemos que han existido más elementos, los cuales podrían ser valorados de otra manera; sin embargo, vamos a continuar con estas investigaciones, con el trabajo jurídico y pedir, pues de que nos ayuden las instituciones a esclarecer”.

Agregó que el hecho ocurrió en Palmasola y que el volumen de combustible “desapareció” en el transcurso de tres horas y media. Evitó referirse a más detalles, para no especular.

“Tenemos en este momento una crisis energética y pues tenemos que mantener el suministro estable y que llegue a cada uno de los bolivianos”, reconoció Ballivián.

Sin embargo, Cruz lo desmintió y acusó a los comentarios de redes sociales de ocasionar largas filas en las estaciones de servicio

“El abastecimiento está totalmente garantizado. Nuestras operaciones de recepción almacenaje y despacho dentro de las plantas de almacenaje que tenemos en Santa Cruz están trabajando las 24 horas. Pedimos a la población que no se deje llevar por las especulaciones que existen en las redes sociales (…) Eso hace de que se generen estas filas innecesarias”, manifestó Cruz.

Añadió que aumentaron el volumen de combustible que está a disposición de la ciudadanía y que trabajan “24/7 para garantizar el abastecimiento”.

Sobre las filas en los lugares de abastecimiento de combustible, el gerente de YPFB Logística se responsabilizó -además de la ‘especulación’- a los bloqueos de caminos y señaló que afectan a la llegada normal de las cisternas que transportan combustible, tanto del interior como del exterior del país.

“Mencionábamos las estaciones de servicio y poníamos el ejemplo de que un camión comprando diésel demora alrededor de 15 minutos; en un promedio de una hora, cuatro camiones habrían (sido) atendido(s) (por) una bomba. Imagínese, si ustedes están en la fila, (con) 10 o 15 (camiones), van a esperar más de dos horas para poder aprovisionarse de este combustible”, explicó Cruz y pidió considerar esos tiempos. “No es porque no hay producto”, insistió.

Fuente: El Deber