Asoban informa que hace “todos los esfuerzos” para atender la devolución de dólares

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, dijo el viernes que “los bancos, a diciembre de 2023, tienen acumulados 348 millones de dólares, incluso más altos niveles que los que tenían en 2014, 2015 y 2021”

Fuente: https://correodelsur.com



La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) informó este viernes que hace “todos los esfuerzos” para atender los requerimientos de devolución de dólares, en función de la provisión de la divisa norteamericana por parte del Banco Central de Bolivia (BCB).

“La Asociación de Bancos Privados de Bolivia comunica a la población en general que la banca asociada realiza todos los esfuerzos necesarios para atender los requerimientos de devolución de depósitos en dólares americanos de sus clientes, de acuerdo con la provisión del Banco Central de Bolivia y conforme se ha venido realizando durante la gestión 2023”, informó la entidad en un comunicado.

El viernes, el Gobierno aseguró que la falta de liquidez de dólares en 2023 fue un problema «transitorio» que se debió a la «especulación» y que se superará con los proyectos para «diversificar la economía» del país.

«Hay gente que quiere especular y meterse al negocio de la especulación (…) de ahí viene la idea de falta de dólares», afirmó el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, en una conferencia de prensa en Santa Cruz.

El ministro dijo que «evidentemente», en 2023, hubo una caída de flujo de moneda extranjera en las entidades financieras, puesto que de 336 millones de dólares en enero se pasó a 236 millones en el mes siguiente.

Mientras que en abril se presentó «el punto más bajo» de la liquidez, con 130 millones de dólares, «para luego recuperar», explicó.

«Los bancos, a diciembre de 2023, tienen acumulados 348 millones de dólares, incluso más altos niveles que los que tenían en 2014, 2015 y 2021», dijo el Ministro de Economía.

Montenegro señaló que «si hubiese falta de dólares», Bolivia no podría pagar su deuda externa ni costear la importación de combustibles.

Al respecto, dijo que el año pasado la subvención a los hidrocarburos «ha implicado un sacrificio del tesoro para mantener esta estabilidad económica» ya que llegó a los 12.678 millones de bolivianos (1.836 millones de dólares).

El ministro indicó que la subvención es una medida para  que el país tenga «una base de protección» para contrarrestar la inflación.

También mencionó que las importaciones de diésel y hierro disminuirán cuando el país ponga en marcha sus plantas de biodiésel y de metales junto a la llegada de nueva tecnología para la explotación de litio.

La falta de dólares en 2023 coincidió con el descenso de las reservas internacionales netas (RIN) que según el reporte que ofreció el Banco Central de Bolivia (BCB) el jueves llegaron a 1.709 millones de dólares, hasta diciembre.

Las reservas de Bolivia alcanzaron su nivel máximo en 2014, cuando llegaron a 15.122 millones de dólares.