Cómo extraer textos de una imagen en iPhone

ocrX emerge como una solución innovadora en el campo de la tecnología OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres), diseñada específicamente para iPads y iPhones. Este artículo se sumerge en las características y funcionalidades de la aplicación, desarrollada por Aculix Technologies LLP, desglosando cada aspecto clave para proporcionar una comprensión integral de lo que ofrece.

Fuente: Link



Recordad que publiqué en 2020 una lista de aplicaciones para pasar de imágenes a texto que sigue estando actualizada.

Una de las características más destacadas de ocrX es su motor OCR de alta precisión. En mi experiencia, pocas aplicaciones logran equilibrar precisión y rapidez de manera efectiva, pero ocrX parece haber encontrado el equilibrio perfecto. Esto es esencial para usuarios que necesitan digitalizar textos rápidamente sin sacrificar la calidad.

Con la capacidad de reconocer y procesar texto en más de 100 idiomas, ocrX es una herramienta verdaderamente global. Este amplio soporte lingüístico es vital en un mundo cada vez más interconectado, donde la barrera del idioma puede ser un obstáculo significativo.

El reconocimiento de texto manuscrito es otra característica notable. En un mundo dominado por lo digital, la habilidad para procesar escritura manual es un añadido valioso, especialmente en contextos académicos o de trabajo donde las notas manuscritas son comunes.

ocrX ofrece un historial de imágenes escaneadas y la posibilidad de editar el texto extraído. Estas funcionalidades mejoran la experiencia del usuario, permitiendo revisitar y modificar documentos previamente escaneados, algo que personalmente encuentro muy útil en mi trabajo diario.

La capacidad de compartir el texto extraído y exportarlo en formatos de texto o PDF facilita la integración de ocrX en flujos de trabajo existentes. Esta flexibilidad es crucial para profesionales y estudiantes que necesitan compartir información rápidamente y en diversos formatos.

El proceso de uso es intuitivo: simplemente seleccionas una imagen, eliges el idioma del texto y la aplicación hace el resto. Esta facilidad de uso es esencial para cualquier aplicación destinada a un público amplio.

Aún así, he de reconocer que con ChatGPT consigo también hacer reconocimientos muy buenos de las imágenes, por lo que son soluciones que tendrán que ofrecer siempre recursos adicionales para poder competir con una IA tan avanzada como la de OpenAI.