Desde el censo de 1831 hasta el de 2012 la población de Bolivia creció 10 veces

El duodécimo censo programado para el 23 de marzo del año en curso es crucial para recopilar información que permita planificar el desarrollo del país.

Historia de los censos en Bolivia - CENSO BOLIVIA
Fuente: Los Tiempos
Gabriel López Pedro

Desde su fundación en 1825 hasta 2023, Bolivia realizó 11 censos de población con distintos niveles de complejidad, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).  El duodécimo censo programado para el 23 de marzo próximo es crucial para recopilar información que permita planificar el desarrollo del país.

Primeros censos (1831-1854)



Seis años después de la independencia de Bolivia en 1825, durante el gobierno del Mariscal Andrés de Santa Cruz, se llevó a cabo el primer censo en 1831, revelando una población total de 1.088.768 habitantes.

En 1835, bajo el mismo gobierno, se realizó un segundo censo que registró una leve disminución con 1.060.777 habitantes.

Tras la victoria en la Batalla de Ingavi en 1841, el censo de 1845, bajo la gestión de José Ballivián, indicó un aumento poblacional alcanzando  1.378.895 habitantes.

En 1854, el Censo General de la República, dirigido por Manuel Isidoro Belzu, registró 2.326.123 habitantes, ofreciendo una panorámica detallada de la diversidad y el crecimiento poblacional mientras Bolivia se consolidaba como entidad independiente.

Censos en el siglo XX

En 1882, tras 28 años sin censo, Bolivia realizó uno bajo el gobierno de Narciso Campero, registrando 1.172.156 habitantes, marcando una disminución tras la Guerra del Pacífico y la pérdida de territorios.

En 1900, durante el gobierno de José Manuel Pando, otro censo indicó un aumento, alcanzando 1.766.451 personas.

En 1950, en el gobierno de Mamerto Urriolagoitia, el censo contó 2.704.165 habitantes, reflejando procesos de urbanización y demografía del país.

 Bajo el régimen de Hugo Banzer Suárez, el censo de 1976 mostró un aumento significativo, situando la población en 4.613.419 habitantes, siendo un indicador clave de transformaciones políticas y económicas.

Periodo 1986-1992

La década de 1980 fue un periodo desafiante para Bolivia, el censo programado para 1986 se vio afectado por la crisis económica y la hiperinflación que caracterizaron este periodo, lo cual llevó a la postergación del censo.

Bajo la presidencia de Jaime Paz Zamora, se logró llevar a cabo el censo en 1992, que registró un total de 6.420.792 habitantes y se consideró a este cómo el primer censo moderno que sentó el precedente para realizar el censo en Bolivia cada 10 años.

Siglo XXI

En 2001, bajo el gobierno de Jorge Quiroga Ramírez, el censo mostró que la población boliviana era de 8.274.325 habitantes. En 2012, durante la administración de Evo Morales, el censo registró un crecimiento aún mayor, con alrededor de 10.059.856 personas.

La historia del censo en Bolivia refleja la evolución demográfica y desafíos a lo largo del tiempo. La interrupción en el siglo XIX y la pausa en 1986 evidencian la compleja relación entre factores económicos, políticos y sociales, según el INE.

 Los censos en el siglo XX y XXI han proporcionado información valiosa para la toma de decisiones y planificación del desarrollo en Bolivia, siendo esenciales para comprender la dinámica demográfica y las políticas públicas.

“Este censo es crucial”

La exdirectora del INE en Cochabamba Teresa Polo apuntó la relevancia del próximo Censo Nacional de Población y Vivienda para Bolivia.

“El censo es el trabajo estadístico para recopilar, evaluar, analizar, publicar y difundir datos demográficos económicos y sociales del país en un momento determinado”, explicó la experta al diario Los Tiempos.

Detalló que, según normas internacionales, el censo se realiza cada 10 años para medir los cambios en la población, dada su naturaleza dinámica.

Sobre el censo del 23 de marzo, Polo dijo que es “crucial” porque luego viene un año electoral.

“Este censo es crucial para determinar el número de votantes en 2025, año electoral, y garantizar un padrón preciso. Conocer la realidad poblacional facilita la toma de decisiones efectivas en la gestión pública o privada”, indicó.

Para el censo 2024 se movilizarán casi 700 mil voluntarios y se prevé que en zonas alejadas dure hasta tres días. Los resultados preliminares se conocerán en agosto.