El momento en que la Policía entró al estudio de TV y arrestó a los asaltantes en Ecuador

En un momento de máxima tensión, el equipo de fuerzas tácticas logró que los delincuentes depusieran las armas y liberó a los trabajadores que estaban secuestrados

Las autoridades arrestaron a 13 personas que habían irrumpido en los estudios

Fuente: infobae.com



La Policía mostró el momento en el que allanó el estudio de televisión en Ecuador el martes después de que hombres armados con explosivos irrumpieran en la estación al aire durante una ola de violencia en todo el país que llevó al presidente Daniel Noboa a nombrar 22 pandillas como organizaciones terroristas que debían ser perseguidas por los militares.

¡Bota el arma, bota el arma!”, reclama uno de los oficiales que lideró el operativo.

La escena era de máxima tensión. La unidad de las fuerzas tácticas de la policía, protegidos con escudos, estaban prácticamente cara a cara con los asaltantes, que todavía mantenían como rehenes a trabajadores de la cadena TC.

¡El arma donde la vea!”, insisten las autoridades, con los delincuentes próximos a rendirse.

“¡Quieto, hey! Tranquilo”, ordena mientras los secuestradores ya estaban postrándose en el suelo. Los policías avanzan para someter a los asaltantes y proteger a los rehenes.

Tras el exitoso operativo, las fuerzas de seguridad informaron que arrestaron a los 13 personas.

Así Se Llevaban A Los Delincuentes Que Tomaron El Canal

La toma del estudio de TC en Guayaquil fue transmitida durante unos 20 minutos. Hombres con pasamontañas y vestidos en su mayoría de negro empuñaban armas y abordaban al personal acurrucado en el suelo. Se escucharon disparos y gritos y algunos de los invasores hicieron gestos a la cámara.

Durante el asalto, al menos una persona resultó herida, y algunos trabajadores del canal se vieron obligados a buscar refugio en los techos para solicitar ayuda. La respuesta policial se materializó poco antes de las 4 de la tarde.

“Los sujetos estaban bien armados, con armas de largo alcance, encapuchados”, contó después Jorge Rendón, presentador del canal, quien agradeció enfáticamente la labor de las fuerzas de seguridad. “Hizo un excelente trabajo con sus unidades de inteligencia y tácticas, lograron dominar la situación”, subrayó.

La toma del canal de televisión y otros actos violentos en Ecuador llevaron al presidente Daniel Noboa a declarar la existencia de un “conflicto armado interno”. Ordenó a las fuerzas militares neutralizar a una veintena de grupos del crimen organizado transnacional, a los cuales designó como organizaciones terroristas y actores no estatales beligerantes.

En diciembre pasado la SIP había expresado alarma por el avance de la violencia del crimen organizado y las amenazas contra la prensa en Ecuador. La organización, sin fines de lucro y dedicada a defender y promover la libertad de prensa y expresión en las Américas, reiteró su llamado a las autoridades ecuatorianas para que conduzcan una investigación exhaustiva y enjuicien a los responsables de la toma de TC Televisión.

En este contexto, la SIP busca asegurar que los periodistas puedan continuar su trabajo sin temor a represalias, contribuyendo así al bienestar de la comunidad y al ejercicio pleno de la libertad de prensa en el país sudamericano.