Gobierno apuesta por la compra de oro y la industrialización para resolver falta de dólares y caída de reservas

El vocero presidencial, Jorge Richter, aseguró que el Gobierno tiene “políticas claras que van a ir dando resultados” en los próximos meses

[Andina] / Cambio de dólares en la vía pública.

Fuente: Unitel



Analistas y expertos en economía, además de legisladores y políticos opositores, han alertado sobre los riesgos que representa la caída de las reservas internacionales y la falta de dólares. El Gobierno aseguró que tiene “políticas claras que van a ir dando resultados” en los próximos meses.

En su mensaje por el Día del Estado Plurinacional, el presidente de Bolivia, Luis Arce, se refirió a la situación económica del país y anunció que durante su Gobierno no se levantará la subvención a los hidrocarburos, uno de los factores a los que se atribuye la caída de las Reservas Internacionales Netas (RIN).

Arce dijo que la subvención al precio de los combustibles es una forma de redistribuir la riqueza del país y que busca atender a los sectores más vulnerables.

“El Presidente hizo ese repaso que usted señala y en lo que algunos economistas muestran y quieren que se hable de aquello, reservas, acceso a los dólares, se tienen políticas que son claras y que en el curso de los siguientes días y meses van a ir dando resultados”, afirmó el vocero de la Presidencia, Jorge Richter.

En ese contexto, explicó como ejemplo que con la política de compra y de adquisición de oro, el Estado “está realizando aquello”.

Como Estado compramos oro en moneda nacional, eso es importante, para que después el mismo pueda convertirse y monetizarse en divisa norteamericana”.

“El otro proceso que, como dijo el presidente el día de ayer, tiene mayor duración y es de largo alcance, es el proceso de la industrialización”, añadió.

Richter explicó que este plan “nos va a permitir al país prescindir de importar determinados productos, generar un ahorro de alrededor de 1.300 millones de dólares sobre el final del mandato del presidente Arce, y esto también va a significar una acumulación de reservas y no utilización de la divisa norteamericana”.

El Gobierno informó que impulsa la construcción de más de un centenar de plantas de industrialización de varios insumos y materias primas, entre ellas el litio. El objetivo es reducir las importaciones para generar ahorro para el país.

En su criterio, “estas políticas son las que van a resolver de forma estructural los problemas que se han tenido con las reservas que han caído y la liquidez de dólares norteamericanos a consecuencia de la no suficiente inversión en lo que ha significado materia hidrocarburífera, exploración, y, por lo tanto, el país vive esta situación de agotamiento de sus pozos hidrocarburíferos”.

Richter aseguró que “de esta forma se van a ir resolviendo estos temas de forma estructural, no de coyunturas”.

Así, el gasto de la importación y subvención de combustibles seguirá vigente en el corto plazo. ¿Cómo se van a solventar estos pagos en lo inmediato?

“El país tiene su propia economía. Los mayores ingresos pasan hoy por la recaudación de impuestos. También tenemos los ingresos por materia hidrocarburífera, por materia minera, por exportaciones”, sostuvo.

En ese contexto, indicó que “de la forma en la que hemos ido asumiendo en los últimos años la subvención de los hidrocarburos es el mecanismo y la manera que lo vamos a seguir haciendo”.

Aseguró que “el país tiene sus propios recursos, es un esfuerzo que hace el Estado, pero un esfuerzo en la perspectiva de que los bolivianos mantengan el valor de sus ingresos”.

Richter explicó que se mantiene la subvención del combustible para que “no se traslade a los precios de las mercaderías, de los servicios, de los productos de la canasta familiar” con el objetivo de que “el boliviano sostenga y mantenga también su nivel y su calidad de vida”.

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2024 consigna Bs 9.803 millones para la subvención de hidrocarburos, el 60% para el diésel.

“La economía del Estado tiene la fortaleza para poder sostener esta subvención de los productos estratégicos, hidrocarburos, alimentos, energía eléctrica, por ejemplo, porque eso facilita la actividad industrial del país”, sostuvo Richter.