Kate Middleton recibió el alta del hospital de Londres tras someterse a una cirugía abdominal

El palacio de Kensington comunicó que la princesa de Gales no participará de ningún compromiso público hasta después de Semana Santa

La princesa de Gales, Kate Middleton.

La princesa de Gales, Kate Middleton.



Fuente: infobae.com

La Princesa de Gales regresó a su casa en Windsor después de ser hospitalizada para una cirugía abdominal en una clínica privada de Londres, dijo el lunes su oficina en el Palacio de Kensington.

La esposa del príncipe William se sometió a una cirugía abdominal planificada el 16 de enero por una afección no revelada. El palacio no proporcionó más detalles, pero dijo que su condición no era cancerosa.

“La princesa de Gales ha regresado a casa en Windsor para continuar su recuperación de la cirugía. Está realizando un buen progreso”, señala la nota divulgada por palacio.

“El Príncipe y la Princesa desean agradecer enormemente a todo el equipo de la Clínica de Londres, especialmente al dedicado personal de enfermería, por la atención brindada”, dijo el palacio.

El Príncipe William de Gran Bretaña abandona la Clínica de Londres, donde Kate Middleton estaba hospitalizada por una cirugía abdominal (REUTERS/Hannah McKay)

El Príncipe William de Gran Bretaña abandona la Clínica de Londres, donde Kate Middleton estaba hospitalizada por una cirugía abdominal (REUTERS/Hannah McKay)

La princesa de 42 años, ex Kate Middleton, canceló sus compromisos públicos hasta después de Semana Santa.

Kate y su esposo son dos de los miembros de la familia real británica más queridos y populares entre la ciudadanía y tienen tres hijos: el príncipe George, de 10 años, la princesa Charlotte, de 8, y el príncipe Louis, de 5.

El príncipe de Gales no ha asumido funciones oficiales mientras su esposa ha permanecido hospitalizada y tampoco lo hará durante su convalecencia en su casa en los terrenos del castillo de Windsor, según ya adelantaron los medios locales.

William dedicará las próximas semanas a pasar un tiempo junto a su esposa y cuidando de sus tres hijos, mientras que la familia de la princesa la apoyará en su recuperación.

Los británicos William, el Príncipe de Gales, Catherine, la Princesa de Gales, el Príncipe George, la Princesa Charlotte, el Príncipe Louis y Mia Tindall llegan para asistir al servicio del día de Navidad de la Familia Real en la iglesia de Santa María Magdalena, mientras los Reales se alojan en la finca de Sandringham en Este de Inglaterra, Gran Bretaña, 25 de diciembre de 2023. REUTERS/Chris Radburn/Foto de archivo

Los británicos William, el Príncipe de Gales, Catherine, la Princesa de Gales, el Príncipe George, la Princesa Charlotte, el Príncipe Louis y Mia Tindall llegan para asistir al servicio del día de Navidad de la Familia Real en la iglesia de Santa María Magdalena, mientras los Reales se alojan en la finca de Sandringham en Este de Inglaterra, Gran Bretaña, 25 de diciembre de 2023. REUTERS/Chris Radburn/Foto de archivo

Carlos III, también hospitalizado

Mientras tanto, el rey Carlos III permanece hospitalizado en la misma clínica tras someterse a un “procedimiento correctivo” por agrandamiento de la próstata.

La próstata es una pequeña glándula que rodea la uretra, el tubo que transporta la orina fuera del cuerpo. Una próstata agrandada puede ejercer presión sobre la uretra y dificultar la micción.

Al monarca de 75 años se le diagnosticó una afección benigna el 17 de enero después de que experimentara síntomas no revelados. Canceló compromisos y se le instó a descansar antes del procedimiento. que había concluido el viernes por la tarde.

El rey decidió anunciar la cirugía con antelación en un esfuerzo por animar a otros hombres a hacerse revisar la próstata de acuerdo con las recomendaciones de salud pública.

Los agentes de policía hacen guardia frente a la Clínica de Londres donde el rey Carlos de Gran Bretaña recibe tratamiento para un agrandamiento de la próstata en Londres, Gran Bretaña, el 29 de enero de 2024. REUTERS/Hannah McKay

Los agentes de policía hacen guardia frente a la Clínica de Londres donde el rey Carlos de Gran Bretaña recibe tratamiento para un agrandamiento de la próstata en Londres, Gran Bretaña, el 29 de enero de 2024. REUTERS/Hannah McKay

El agrandamiento benigno de la próstata es común en hombres mayores de 50 años y normalmente no representa una amenaza grave para la salud, dice el NHS.

“El riesgo de cáncer de próstata no es mayor para los hombres con agrandamiento de la próstata que para los hombres sin agrandamiento de la próstata”, dice la agencia en su sitio web.

Si bien es algo inusual que los miembros de la familia real revelen detalles sobre su salud, los anuncios sobre las condiciones de Charles y Kate fueron vistos como una forma de evitar especulaciones porque las apariciones tendrían que posponerse o cancelarse.

(con información de AP y EFE)